Epílogo: Sombras que se encuentran en la oscuridad. ~ Pruébame blogger!

miércoles, 1 de octubre de 2008

Epílogo: Sombras que se encuentran en la oscuridad.

Aquí termina (del todo total) la historia del detective. Si quieren volver a leer, lo de siempre, aquí están los 20 capítulos:

Investigando el incendio de la casa de la mujer de rojo.
Carta desde la carcel de un detective desesperado.
¡A por la fotógrafa misteriosa!.
Amigos, enemigos, confidentes, aliados...
Y el loro puso las cosas en su sitio.
Dilema sobre el secuestrador enmascarado.
La venganza de la becaria.
Detectivator II: el juicio final (primer round).
Sueños calientes, sábanas ardientes.
La mujer de rojo, el subconsciente y las vueltas que da la vida.
Investigando entre la chamusquina.
La guarida de la mujer de rojo.
Liando el meollo, llegaron los dioses.
Detective desenmarañando la maraña.
La tercera facción.
En algún lugar...
¿Telesplico o te hago un croquis? Comprendiendo esta Odisea.
Becariator II el juicio final (segundo round).
El pasado oculto del detective.
El fin de una historia.


Dos sombras se encontraron enmedio de la oscuridad. Fuerte, fría y decidida la una, insinuante, perseverante y calida la otra. Se miraron. En las tinieblas apenas se pudieron esbozar unas tímidas sonrisas cargadas de melancolía, dolor y tristeza. Sabían que iba a ser uno de sus últimos encuentros, quizá el último.

Ella tomó la inniciativa y se acercó a él. Durante unos instantes, él pudo oler su perfume a lavanda antes de que empaparse en la dulce fragancia de su piel. Se abrazaron con muchas ganas, se dijeron muchas cosas tocándose con las manos, ansiando cada palmo de sus cuerpos, pero ninguno dio ningún paso, ninguno quiso adentrarse en la espiral de la pasión. Sabían que posiblemente sería la última vez que lo hicieran.

El lentamente se despegó de ella y la miró a los ojos. Aún no se lo podía creer. Tenía ante si a la mujer de sus sueños, a la única mujer que hubiera podido sustituir a Elisa en su vida. Sabía que el paso que iba a dar posiblemente no tuviera marcha atrás, sabía que sin ella su vida volvería al mismo caos que siempre quiso evitar, sabía que si seguía con lo que quería llevar a cabo la terminaría por perder.

Ella miraba con incertidumbre porque sabía lo que iba a pasar. Conocía demasiado bien a aquel hombre como para pensar otra cosa y en el fondo deseaba que las cosas fueran de otra manera. Sentía que sus vidas se separarían a partir de aquel entonces y quizá para siempre, sabía que volvería de nuevo a estar sola. Veía alejarse a la única persona a la que podría confiarse ciegamente sin encontrar ninguna pega.

-Lo sabes tan bien como yo- dijo el detective -no podemos.

Lágrimas contrariadas amenazaron con brotar de los ojos de la mujer de rojo. Por una parte luchaba por demostrarle los sentimientos que anidaban en su interior. Por la otra, entendía porqué lo hacía el detective y sabía que era lo mejor para los dos... ¿lo mejor? los dos seguían pensando como lo que eran, meras máquinas para combatir el crimen que apenas dejaban hueco en sus corazones para sentir y querer. El detective había perdido el rumbo una vez por esa causa y no volvería a hacerlo. Sabía que ninguno de los dos abandonaría su faceta justiciera, y que correrían peligro mutuamente solo por estar juntos. Bastante difícil era cubrirse las espaldas uno mismo como para además intentar cubrírselas a los demás.

-Pero tu sabes tan bien como yo que podríamos vernos, aunque solo fuera de vez en cuando- le constestó la mujer de rojo -, sabes que siempre habrá algún momento en el que todo se calme y que podremos dedicarnos a nosotros mismos.

El detective la miró intentando controlar el fuego de su interior; la amaba, la deseaba, pero nunca podría decírselo. Quizá porque sabía que ella lo sabía, quizá porque sabía que si lo hacía volvería a caer en lo que tanto temía, dejaría una pequeña grieta donde cualquiera podría meter una palanca para volver a romper su vida.

-No funcionaría. Volveríamos a lo mismo una y otra vez, cuando pudieras tu, no podría yo y viceversa. Apenas nos veríamos y estaríamos más tiempo pensando en otra cosa que en nosotros. No podríamos vivir ni como pareja ni como agentes de la justicia.

Las palabras desconsoladas del detective sonaron como un golpe sordo y fuerte en los oidos de la mujer de rojo. Aunque siempre estuvo preparada para ellas, ahora minaron sus fuerzas hasta convertir a la intrépida mujer que no temblaba ante los más duros peligros en una pobre chiquilla asustada.

-Entonces... entonces... esta será la última vez que nos veamos. Sé que es una pregunta retórica, quizá nos crucemos por ahí alguna vez...

-No lo creo.- dijo la dura voz del detective -Me voy de la ciudad.
-¿Cómo?¿te te... te vas?
-Si...- el detective miró al suelo un momento mientras buscaba las palabras más adecuadas -sabes que han pasado muchas cosas y que todo esto traerá consecuencias que ahora no podemos siquiera preveer. El loro no estará encerrado para siempre, y aún así, siempre puede conseguir algún contacto en el exterior y... no, debo irme, empezar una nueva vida, lejos de esta ciudad.
-¡Iría contigo! ¡podemos desaparecer, dejarlo todo, juntos, en un sitio donde nadie pudiera encontrarnos.
-¿No lo dirás en serio? ¿acaso no te llegó una nota de Drenas?. Muchos esfuerzos he hecho por desaparecer en esta misma ciudad y justo hoy, antes de quedar, me encontré una nota suya diciéndome que tu querrías cambiar de vida y quedarte conmigo. El muy cabrón siempre se las arregla para saberselas todas.

La mujer de rojo se quedó boquiabierta unos instantes. Era cierto, a ella también le había hecho llegar una nota, justo antes de salir a la cita que tanto le había costado conseguir con el detective. Si Drenas había conseguido localizarlos a los dos y mandar notas de manera tan precisa, otros podrían hacerlo. Así que despues de todo, no quedaba otro remedio. Si seguían juntos serían presa fácil, y si se separaban sufrirían para siempre por un amor forzadamente no correspondido.

-Entonces solo me queda despedirme.
-Sabía que lo entenderías.

El detective miró por última vez a los ojos a la mujer de rojo. Era una mirada dulce y pura, de alguien que quiere olvidar el pasado pero no puede, de alguien que daría su vida por unos instantes más devolviendo la mirada, de alguien que está apurando los últimos momentos de el último momento de gozo que se va a poder permitir en lo que le queda de vida. Una mirada que escruta lo inescrutable para quedarse con cada detalle, para guardar cada instante en el recuerdo. La última mirada. Se giró y se dispuso a romper las cadenas que le unían al presente, a guardarlo todo y arrinconarlo en un lugar donde no se perdiera pero que tampoco le estorbara.


Una mano firme lo agarró por la gabardina y lo obligó a darse la vuelta.

-Si crees que te vas a ir sin darme una mínima parte de aquello que hemos deseado, vas listo niño.

Y lo besó en la boca. El reaccionó sorprendido al principio, algo incómodo después y dejándose llevar luego. Lo que al principio fue solo un pequeño roce entre sus labios, fue convirtiéndose poco a poco en una explosión de deseo. Sus bocas se comían la una a la otra, sus lenguas acariciaban los rincones de sus labios ansiosos y se tocaban soltando chispas de placer. Sus manos empezaron a tomar parte el el juego moviéndose ansiosas por dos cuerpos que se unían danzando en una excitación creciente, hasta que los dos volvieron a tomar el control de si mismos y se dieron cuenta de que aquello no los llevaba a ninguna parte. Se fueron tranquilizando y relajando y se concentraron solo en terminar aquel largo beso de despedida. Lo que al principio fue un estallido de pasión, ahora era un beso tierno. Como un hasta luego.

Los dos fueron separándose poco a poco, mirándose aún, deseándose en lo más profundo. Cada uno odiaba a su manera que todo tuviera que ser así. Dos sombras se separaron en medio de la oscuridad.


Como siempre, esperamos gustosos sus comentarios, sugerencias, peticiones, etc.

PD: ¡ERA BROMA! ¡Aún queda un post sobre la historia del detective! :P






PPD: ¡ERA BROMA OTRA VEZ! :D. Lo que queda, que publicaré la próxima semana, es un esquema para poder seguir la historia del detective (por si alguien se pierde por el camino, cosa bastante normal por otra parte).

15 comentarios:

Troglo Jones pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Eh, eh, menos mal que has parado a tiempo, que esto se nos iba de los labios, digo de las manos.

Pues nada, las cosas empiezan y acaban. Hay muchos sitios por donde continuarla, je, je.

Saludos.

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

¿no se nos había ido ya hace tiempo? :D

Porter pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Ey, Enorme Blog. Me ha encantado. Mis visitas seran diarias a este blog donde la sangre y la lujuria llegaran muy pronto. Perversión y pasión. Si

minibruja pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Me parece que yo tengo ke empeazar a leer eso desde el principio... sisi.
Asi ke voy a empezar.

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Porter... ¿mande? solo lujuria pero poco. Gracias y bienvenido.

Mini, no te queda nada :P.

La chica de cristal pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Me encantan todas las historias de detectives y todo lo relacionado con el misterio.

Me trae muy buenos recuerdos del pasado, con todo lo relacionado con los descubrimientos al estilo detective que me toco vivir hace 2 años, asi que esta entrada de hoy me ha encantado leerla, aunque es muy larga, pero yo espero que muy pronto pongas una continuación y que engache a los lectores tanto como puede haber engachado está o al menos me ha engachado a mí.

Me gustaría hablar contigo vía msn, pero no te voy a poner mi dirección aquí, ya que en mi blog hay una entrada que dice "nueva cuenta de correo" en la que pongo mi msn, así que solo tienes que buscar esa entrada y agregarme si tú quieres.

Un besito y cuídate mucho.

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

En este caso creo que se acabó la historia del detective, no creo que saque nada más, que la gente acabó muy tostada. Iba para poquitos capítulos y se me fue de las manos, sin saber muy bien como acabarla, así que continuaciones pocas :(. Pero siempre tienes los 20 capítulos anteriores por aquí :P.

soybecaria pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

A buenas horas sacas el esquema de la serie. No sé si quedaba alguien que no se hubiera perdido en ningún punto.

Chica de cristal, ármate de paciencia. Si esta entrada te ha parecido larga, no te quiero decir nada de unas cuantas que hay por ahí.

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Bueno, más vale tarde que nunca...

esther220 pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

aun quedaba otro??
madre mia
no me extraña que la gente acabara tostada. ya ves

xDD

Hominicaco pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

SPAM: porter si te gusta la perversion, la sangre y la lujuria enviame el culo, que estoy haciendo un concurso de culos donde las bellezas mas guapas de la red muestran sus atributos. Seguro que te gusta.


Estoy con la becaria, casi tacuerdas de sacarlo...

Porter pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Un reportaje de Culos... Mmm. es muy atrayente la idea. Me iré preparando para la batalla

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Eso es en el blog de Hominicaco. Drenas, ya que haces Spam, al menos hazlo bien...

Drenas pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

ni para hacer SPAM valgo :(

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Si hombre, si tu haces el mejor SPAM de la blogosfera hombre; un desliz lo tiene cualquiera...

 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España