Dilema sobre el secuestrador enmascarado ~ Pruébame blogger!

martes, 29 de abril de 2008

Dilema sobre el secuestrador enmascarado

Si quieres entender algo de todo esto, deberías echarle un ojo a los capítulos anteriores de esta... ehm... uhm... lo que sea de ficción: investigando el incendio de la casa de la mujer de rojo, carta desde la carcel de un detective desesperado, ¡A por la fotógrafa misteriosa! y Amigos, enemigos, confidentes, aliados..., Y el loro puso las cosas en su sitio.

Me desperté a medias. Íbamos en aquel coche... no, ahora parecía una furgoneta. De hecho, me vino a la mente la imagen mental de la furgoneta de scooby doo, sobre todo por el enorme perro canelo (con topitos negros) que me había desvelado (no hay nada más eficaz que el contacto de una nariz fría, pringosa e inquisitiva para despertar a un ser humano). La persona que conducía resultó ser una chica, bastante guapa por cierto, y si bien no la conocía, ella parecía tener mucha familiaridad conmigo. Como fondo musical sonaba algo de rock sinfónico o progresivo de algún grupo que no supe distinguir, aunque me sonaba vagamente conocido. Entre las neblinas del despertar, con los sentidos aún reaccionando tórpemente a los estímulos del entorno, empecé a poner orden en mi situación actual. La canción que sonaba era owner of a lonely heart, y dio paso a otra que al parecer se titulaba sole survivor, muy apropiado para la situación. Estaba atado de manos y piernas, pero no parecía haber sufrido ninguna herida. Debía averiguar qué grado de enemistad tenía con aquella persona que parecía conocerme (a un amigo no se le salvaba la vida para luego dejarlo inconsciente atado de pies y manos), así que me atreví a preguntar.

-¿Quién eres?¿donde me llevas?¿por qué me has salvado?
-Así que ya te despertaste... debí haberte dado una dosis más elevada, nunca debiste de haberme visto la cara.
-¿y qué piensas hacer ahora al respecto?
-da igual, ya estás perdido- dijo guiándome un ojo con una sonrisa en la boca.

Y si, no sé muy bien como, pero ya estaba perdido; no podía dejar de mirar sus ojos (cuando se metía el perro delante dejaba de mirarla por fuerza, pero bueno).

-oye, necesito saber por qué
-pues porque no merecías morir... así
-¿quieres decir que debo morir de otra manera?
-quizá
-no me dices porque no quieres o porque no puedes
-no te digo porque en realidad eres tu el que no quieres o no puedes
-pero si no quiero saberlo ¿por qué te pregunto?
-por que la vida es complicada
-era más complicada cuando intentaban matarme
-ahora lo es más, porque tienes tiempo para pensar y darle vueltas a las cosas
-¿y tú donde encajas en todo esto?
-¿quieres saber qué papel juego en todo el lío este? ninguno. Solo soy la voz de tu subconsciente.
-¿qué quieres decir?
-Mírame... ¿qué ves?
-No he dejado de mirarte, pero no sé lo que veo. Lo que veo me confunde y a la vez me atrae. Eres mi enemiga, pero a la vez mi salvadora. Pienso gracias a ti, pero por tu culpa pienso. Tu belleza es ideal, casi platónica
-Vaya, veo que ya vas captando la idea
-Sin embargo no te pareces a nadie a quien haya amado antes pero a la vez tienes cosas de todas las personas que me han atraido.
-Y sin embargo soy inaccesible e inalcanzable para ti. Por eso es por lo que me deseas, eso es lo que te hace infeliz.
-si... pero ¿quién eres en realidad? ¿por qué te preocupas por mi?
-¿ya no te preocupa saber sobre lo tuyo que me haces preguntas sobre lo mío?
-necesito saber por qué nunca te habías preocupado por mi, hasta el punto de salvarme la vida hoy, pero sin embargo ahora me tienes atado aquí.
-Quizá porque hasta hace no demasiado tú mismo tampoco te preocupabas mucho por ti. No te dejaré escapar. Tengo otros planes, pero tú eres un colchón para mi, eres mi salvoconducto. Quiero escapar contigo, pero luego no sé lo que haré.
-¿lo haces simplemente por interés?
-quizá
-¿por qué no me dejas claro las cosas?
-por que no las tengo claras

En aquellos momentos terminó la canción y empezó otra que tenía por título roundabout, del mismo grupo al parecer.

-Estooo ¿cómo te llamas? ¿te gusta esa música?
-no me gusta esa música. Te gusta a ti. Soy tu subconsciente ¿recuerdas? mi nombre es el que tú me quieras poner
-¿Y si eres mi subconsciente por qué no tienes la forma de detective, fotógrafa misteriosa, becaria o mujer de rojo? ¿por qué ese cuerpo y esa cara?
-tú sabrás
-Oye, esto no encaja, no tiene sentido. Me centraré en lo que ahora me atañe. Me da igual el porqué me has salvado, pero si quiero saber a donde vamos y qué vas a hacer conmigo.
-¿no sabes a donde vamos? ¿no eres capaz de deducirlo? cualquier rincón alejado de P.B. debería ser "menos peligroso", así que vamos a un sitio relativamente seguro. Y contigo... no sé. Me siento bien contigo; me estás alegrando este viaje, pero quizá debería ponerte tenso de alguna manera. Debes estar alerta cuando despiertes.
-¿despertar?
-si. ¿Te crees que viajar en una furgoneta setentera en compañía del perro cobarde que veías por la tele durante tu infancia y de la chica de tus sueños es algo que ocurre normalmente?
-¿drogado?
-¿cómo si no?
-¿y por qué no veo a Daphne, a Shaggy y a los otros además de al perro? ¿por qué te veo a ti?
-y a mi que me cuentas, tú sabrás; solo soy tu subconsciente
-vaya... así que estoy delirando dentro de un coche, que me lleva a cualquier lado drogado por una sustancia extraña, secuestrado por alguien más extraño aún, y que extrañamente me acaba de salvar de la muerte decretada por ¡un loro!...
-pues aunque no te lo creas, todo es verdad, incluso lo del loro
-pues vaya, al menos con el tal Troglo como interlocutor tenía alguna posibilidad. Se parecía mucho más a los capos con los que he tratado, y su ánsia de poder me hubiera servido para hacerle caer. El loro es un ser repleto de maldad, tiene información como ya quisieran para si muchos de los que se dicen poderosos por ahí y tiene una inteligencia sobrehumana. Y además tiene a favor el factor sorpresa. Es normal que los matones que llegaran a la tienda con intenciones equivocadas acabaran fritos. No ven el peligro hasta que están muertos y cubiertos de plumas.
-aún la tienes, pero no te confíes; y no lo harás caer así como así, ni al director de operaciones ni al director general. Conténtate con poder librarte de la amenaza del loro. Pero veo que aún no te has dado cuenta del detalle principal, lo que ha motivado todo esto
-¿y es?
-quien te rescató. ¿Estás seguro de que no sabes quién fue?
-no... no no... un momento, ¡espera!

La canción había terminado y había empezado otra llamada Rythm of love. Empecé a recordar todos los detalles a partir del momento en el que entré al coche, el color de la tapicería, el diseño del interior, la figura enmascarada, sus ropajes, su forma... pero no era nada de eso lo que me había llamado tanto la atención cuando salté dentro del coche y me acomodé como pude. Era algo que embriagaba mis sentidos, que me recordaba algunos momentos de mi pasado, que me traía vagos recuerdos, pero no sabía determinarlo con exactitud. Mi mente daba vueltas de manera extraña. De repente recordé el nombre del grupo: Yes; la chica se fue desvaneciendo, el perro se convirtió en una rosa roja y el coche empezó a transformarse. Ahora había una masa de árboles y plantas. Y allí estaba yo, apoyado en una vieja encina, oculto a la vista de la carretera cercana, cerca de la naturaleza, tapado con una manta, y con una rosa cerca del rostro, despertando del sueño inducido por la droga.

Así que era eso, pensé cuando recobré el sentido del todo. El olor a lavanda que emanaba de la manta me embriagaba y me hacía recordar aquellos días en los que dormía la mona en el desván de la mujer de rojo, el mismo olor y las mismas mantas que antaño también me procuraron calor. El olor a lavanda era lo que me había llamado tanto la atención cuando entré en el coche, y me di cuenta de que en el fondo amaba a esa mujer porque en cierta manera me había ayudado a superar mis problemas y mi duro pasado. La mujer de rojo me había salvado y me había puesto en un lugar seguro, ahora no tenía ninguna duda. Bueno, tenía un montón... ¿por qué quería ayudarme? ¿ella tenía alguna prueba de que yo era inocente? ¿era que después de todo sentía algo por mi?. Me sentía confuso, pero debía recuperarme y seguir con la investigación. Ahora más que nunca necesitaba respuestas, y las iba a encontrar. Iba a investigar mi propio pasado, pues el bosque estaba cerca del puente que se había derrumbado. Ya lo decía algún proverbio chino o algo parecido: para conocer el mundo que te rodea primero tienes que conocerte a ti mismo.





Otro capítulo más, y (posiblemente) ya nos vamos acercando a la conclusión (o no) de todo este embrollo. Como siempre, estamos abiertos a cualquier sugerencia :D.

9 comentarios:

soy becaria pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

No me esperaba dos entregas la misma semana, no me ha dado casi tiempo a digerir lo del loro cuando ha vuelto a aparecer la mujer de rojo. Si quieres alguna colaboración, mi puente de mayo dura 6 días (empalma con fiesta local donde está mi universidad).

Mamen pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Osea que te vuelve a salvar la mujer de rojo, si es que la das más trabajo que...
Pues yo convencida de que sería la fotógrafa, por lo de "misteriosa".
;-)

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Bueno, técnicamente han sido en semanas consecutivas :D, aunque si bastante juntas temporalmente.

Y si, le doy un montón de trabajo. Seguro que la mujer de rojo es una buenaza, que si no no se entiende :P

Troglo Jones pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

¡La mujer de rojo! ¡Quien lo iba a decir! Aunque lo mismo tampoco es, y hay más sorpresas.

¡Qué nervios! Parece que estoy viendo "Falcon Crest".

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Ejem... bueno, tampoco había tantas posibilidades, y sinceramente tampoco hay muchos personajes dispuestos a hacer algo en favor del detective. Además, no se sabe cuales son los propósitos de la dama de rojo...

Drenas pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Como que no? te podría haber salvado Drenas. Y hablando de él, le has dao el papel del más pringao ahí en el trullo, alcholizado, drogadicto y encima cojo. En cambio a Troglo lo tratas de capo y de persona inteligente. Muy mal muy mal mrblogger

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Te reservaba unos momentos superheróicos y sorprendentes, pero creo que se los voy a dejar a otro...

Drenas pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

nooooo mrblogger no te enfades, que yo todo lo que digo es de broma XDD si te e ofendido te pido disculpas

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Estás en manos de la becaria, así que hazle la pelota a ella :D

 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España