En algún lugar... ~ Pruébame blogger!

jueves, 14 de agosto de 2008

En algún lugar...

Esto se pone al rojo vivo... o no. La aparición de una tercera facción no hace más que enturbiar las cosas, la desaparición del detective no hace más que poner a la gente nerviosa... ¿o te perdiste en algún punto del camino? si es así, relee a partir de ese punto: Investigando el incendio de la casa de la mujer de rojo, carta desde la carcel de un detective desesperado, ¡A por la fotógrafa misteriosa!, Amigos, enemigos, confidentes, aliados..., Y el loro puso las cosas en su sitio, Dilema sobre el secuestrador enmascarado, La venganza de la becaria, Detectivator II: el juicio final (primer round), Sueños calientes, sábanas ardientes y La mujer de rojo, el subconsciente y las vueltas que da la vida, Investigando entre la chamusquina, La guarida de la mujer de rojo, Liando el meollo, llegaron los dioses, Detective desenmarañando la maraña y La tercera facción.


-¡En algún lugar de la ciudad tiene que estar! ¡no se lo puede haber tragado la tierra! ¿cómo se nos pudo escapar?... ¡y tú Drenas! ¿como es que no hiciste nada? ¿cómo se pudo organizar todo el jaleo sin que tu lo supieras? grrrr.
-Señor, comprendieron mi innegable talento y tomaron medidas especiales contra mi. Solo una organización con buena gente infiltrada en la cárcel podría habernos echo eso. Tendré que revisar personalmente a nuestros agentes por si tenemos un topo.
-¿Y cómo sé que tú no eres el topo?.
-Aunque lo fuera sería demasiado valioso como para que me eliminaras. Sé qué piensa el detective. Fuera lo que fuera lo que escuchó por ese teléfono (por cierto, fueron realmente hábiles, tardé horas en comprender cómo lo hicieron, y aún así tardaré días en averiguar exáctamente todos los detalles), improvisó a la hora de escaparse. Creo que alguien intentó hacer como nosotros, pero con otro objetivo y el detective se nos está volviendo astuto y atrevido por momentos y tampoco le hizo caso a ese. La sensación de peligro le está agudizando la mente, no recordaba verlo así de lúcido desde... desde aquellos días. Es un gran peligro para nosotros, pero creo que ahora deberíamos averiguar más sobre esa otra facción. Me intriga. Me intrigan sobre todo los motivos, no los veo claros.

-Sin embargo yo si- dijo una tercera sombra que entró de repente en la sala -y creo que pese a que ha sido una auténtica molestia, ahora no tiene poder para hacernos daño. El detective ha volado. Nuestra infraestructura está mucho más asentada en la ciudad, daremos antes con el detective o con quien se esté interponiendo en nuestro camino. Estoy segura de que es un pequeño comando, no más de una docena de personas. Un grupo mayor habría levantado nuestras sospechas, y un grupo menor no hubiera tenido suficiente capacidad de organización para montarlo todo. Aún así, coincido con Drenas al pensar que han sido demasiado hábiles como para no tenerles algo de respeto.

Troglo se levantó de su sitio y mirando al techo se puso a reflexionar. Al momento tomó una decisión y un ligero brillo acudió a sus ojos.

-Incluso así, todo esto nos puede beneficiar. Intentaré distraer al loro de alguna manera (normalmente alguna manera que tenga algo de alcohol ), pues se me acaba de ocurrir un plan que podría facilitar mucho nuestra misión. Mientras tanto, voy a darles instrucciones a ustedes dos: Drenas, recoge toda la información que puedas sobre la infraestructura que montaron en la cárcel. No te preocupes por descifrar los códigos de encriptado para averiguar las cosas que le dijeron al detective, creo que no nos harán falta (aunque como entretenimiento puedes hacerlo en tus ratos libres, como sé que harás). Ve.
-Como digas.
-Y tu, mi fiel damisela, ahora que estamos solos, dime qué piensas.
-Perse.
-Uhmmm interesante. Si realmente es ella, entiendo por qué nuestro plan cayó con tanta facilidad. Su falta de recursos fuera de la cárcel fue lo que posibilitó que se le escapara el detective. Quizá solo estuviera ella por fuera, así que habrá que averiguar qué coches había por fuera a esa hora. Nuestro fallo fue no prevenirnos sobre una cosa así. En cuestión de horas, como mucho mañana, te daré instrucciones. Quiero que vayas a verla personalmente. Entiendo que quieras saldar ciertas cuentas pendientes.
-Eso te iba a pedir.
-Como ves, siempre dispuesto a atender tus demandas.



En algún lugar de un distrito apartado, una furgoneta blanca estaba a punto de convertirse en una bola de fuego. La dueña (o la conductora más reciente del vehículo) se afanaba en rociarlo bien con gasolina tras haberle arrancado las matrículas y guardarlas en una mochila. Tras encender una larga mecha que le daría tiempo a estar bastante lejos para cuando el coche empezara a arder, se subió a una scooter y aceleró sécamente. Ya lejos empezó a pensar cómo se le había escapado. Recibió informaciones desde dentro diciendo que lo habían visto huir siguiendo el plan previsto y que luego había desaparecido. ¡Desaparecido en la cárcel! ¿cómo podía haber sido? y no había salido por ninguna de las puertas, uno de sus contactos había revisado las grabaciones. Se le había escurrido de entre los dedos, y lo que es peor, debía de haber llamado la atención de mucha gente que ahora estarían buscándola. Aceleraba tras una curva cuando chocó contra un cable de nylon estratégicamente colocado que la derribó y antes de que pudiera reaccionar, la rociaron con un spray en la cara, perdiendo el conocimiento rápidamente.



En un antiguo sótano de lo que antes fue una gran casa y que ahora mantenía solo parte de su estructura intacta se mantenía un intenso debate. Dos mujeres hacían planes, discutiendo entre ellas.

-¡Pues yo opino que deberíamos buscarlo! ¡no puedes dejarlo ahí fuera solo mientras ellos intentan eliminarlo!.
-No lo van a encontrar. Y es inútil que lo hagamos nosotras. Bastante difícil nos ha sido hasta ahora pasar desapercibidas como para ahora salir ahí fuera y pintarnos una diana en la camisa. Confía en mi, él sabe lo que se hace. Fue el mejor, créeme, confía en él. Además, tengo razones para pensar que él no se va a fiar de ti si te encontrara de nuevo y aparentemente por casualidad por en medio de la calle. Te daría esquinazo, te evitaría. Reaccionarías fatal y no sabrías llevarlo.
-¡Pues entonces no entiendo por qué la buscamos a ella!.
-Porque buscándola a ella lo encontraremos a él. Él terminará reuniéndose con ella. En cierto modo es su destino. Cuando la encuentre recuperará lo que le falta de memoria para entender la parte que nos interesa de este lío.
-¿La parte que nos interesa? ¿y qué hay de la parte que le interesa a él? ¿por qué te crees que está haciendo todo esto? ¡necesita saber todo su pasado, no solo lo que a ti te interese!.
-Mira niña, lo que a mi me interesa nos salvará el pellejo, y luego a él podrá interesarle todo lo que le de la gana interesarle.
-¿Y qué hay de la otra?
-La otra es cosa mía. Somos muy parecidas ¿sabes? sabré qué es lo que tengo que hacer para sacarle la información.
-¿Qué quieres decir con que son parecidas?
-Si, me refiero a eso. No le busques más sentidos, no somos gemelas ni nada por el estilo.
-Ah vale. Entonces según tú tenemos que quedarnos aquí y esperarrrr ¡no te entiendo!.
-¡Ni puta falta que hace! ¡tu estás aquí conmigo porque no quiero que vuelvas a meter la pata!.
-La señorita se cree la mejor en lo que hace ¿no?.
-Pues si.
-Pues yo no pienso quedarme con los brazos cruzados.
-¿Y cuál es tu ingenioso plan? ¿qué tienes pensado cielo?.
-Ya se me ocurrirá algo. Al fin y al cabo, tu tampoco sueltas mucha prenda de lo que vas a hacer.
-Porque aún no lo sé. Aún no lo tengo todo pensado, es todo demasiado complejo. Tenemos que hilar muy fino con todo esto, si no su vida, tu vida y mi vida corren serio peligro. No nos enfrentamos con un solo enemigo, y muchas veces obvias esto. Y ya sabes que tu tienes alguna influencia sobre tu clan, pero no sobre el otro.
-Si, lo siento. No he olvidado todo lo que me contaste. Nunca pensé que mi padrino tuviera esas influencias, nunca pensé que usara esos métodos, nunca que... dios, antes lo respetaba e incluso lo admiraba. Ahora no quiero saber nada de él. Y pensar que Drenas trabaja para él, y pensar que Drenas y yo casi...
-Drenas es muy listo, sabe ocultar muy bien su auténtica cara. Para ti no era más que un macarra con un fondo de buena persona.
-Pero pero pero... no sé, esas cosas deberían notarse, yo las notaba...
-Pero no las interpretabas bien, no sabías a qué se debía exactamente tu desconfianza, lo achacabas a su forma de ser cuando en realidad se podría decir que era su forma de no ser.
-Entonces localizándola a ella ya lo tenemos a él.
-Si.
-¿Y la otra?
-Puede sernos muy útil a nuestro lado. La sondearé y veré si puedo confiar en ella. Me costó demasiado encontrarla, capturarla y evitar que la mujer de negro y sus secuaces nos pillaran como para perderla ahora. ¿Y qué hay de lo tuyo? ¿qué hiciste mientras?
-Pues además de seguir tooooodos tus consejos para controlar que no me siguieran, me colé en mi antiguo periódico y encontré algo de información que podría sernos útil, además de retocar un artículo sobre cierta embajadora gorda.
-¿Y esa información es?.
-Que yo sé donde se esconde el detective.
-No me mientas, lo que sabes es donde está ella.
-Y ella nos llevará hasta donde está él, así que sé donde está él.
-¿y bien?
-Fiesta anual de miembros retirados del cuerpo de policía. Ella va a ir a preguntarle a los viejos jefes, compañeros y amigos del detective por su paradero. No hay mejor lugar para conseguir información que recurrir a una reunión de viejos sabuesos.
-¡Bingo!. Recuérdame que confíe más en tu intuición de periodista de aquí en adelante. Consultar sus antiguos compañeros... el rubio Menelao que rescató a Elena de las manos del troyano Paris, el viejo Néstor sabio entre los sabios, su "padre" Laertes... brillante. De hecho, hasta quizá alguno ya tenga noticias suyas. Lo de la odisea se cumple paso a paso. Haremos que el final también termine haciéndose realidad.

Se acercan los capítulos finales. Si, se siguen acercando. Se acercan un poquito más. Más aún, más aún... ya ya, ya se vé algo del final por ahí ya. No desesperen, ¡que ya queda poquitoooo!.

4 comentarios:

Troglo Jones pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Redios, macho, ahora sí que estoy perdido. Vas a tener que meterlo todo en un volumen recopilatorio y mandármelo. Si no me gusta el final, lo reescribiré a mi conveniencia, je, je.

Abrazos.

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

No te preocupes, no es tan complejo como parece... ¿o si? uhm... tendré que plantearme lo del croquis...

soybecaria pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Oye, aquí hay gente nueva ¿no? Yo me estoy perdiendo un poco también. A ver si das alguna indicación más cuando aparezca un personaje nuevo, porque estamos todos más perdidos que Pepe el hijoputa (expresión nueva que he adquirido en mi último trabajo).

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

¿Ves beca? pa que luego digas que trabajando de becaria no se aprende :D

No se preocupen, voy a hacer un "recopilatorio" para que la gente entienda más o menos como va el rollo. Ahora que solo queda cerrar arcos argumentales, lo mejor es dejar lo más claro posible todo lo que ha ido pasando... ya si eso el martes...

 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España