45 le-grados en otros tantos abortos ~ Pruébame blogger!

sábado, 5 de enero de 2013

45 le-grados en otros tantos abortos

Maldición, se habían juntado demasiados, o por lo menos, había llegado aquella tía de armas tomar; a ella sola o a los demás solos los hubiera derrotado fácilmente, pero juntos... y tampoco contaba con el potencial mágico tan enorme que tenía la criaja de las narices, le había pillado desprevenido en aquel combate completamente que estaba planteando desde el lado físico y descuidó el lado astral, sin defensas ni escudos mágicos que entorpecieran su concentración y movimientos. Realmente aún no había visto potencial mágico a tener en cuenta en los sabios que había seguido hasta ahora, esta generación parecía un poco descuidada en ese aspecto, así que se dijo que lo anotaría mentalmente para más adelante. Ahora necesitaba reunirse con algún otro caballero del apocalipsis, ni siquiera él podía con tantos sabios a la vez, por muy cutre que fuera su adiestramiento. Y a simple vista estaba que tanto la chica esta como el tarzán que llegó por último si que parecían sabios de verdad. De hecho, el tiparraco apestaba de un modo familiar... de algún modo sabía que no era de fiar. Y había algo más, una presencia intangible e inquietante, un destello fugaz de un recuerdo, era alguien reconocible y poderoso, una comunicación telepática se había producido justo cuando huía de entre los escombros de la última pared del puñetero edificio. Cuando acabara todo aquello lo derribaría y haría sacrificios sobre sus cenizas. Intentó contactar mentalmente con los otros tres: Guerra estaba apagado o fuera de cobertura, lo cual era extraño en él; Codicia desde que se había cambiado el nombre siempre estaba ocupado, siempre maquinando sucias argucias para conseguir poder y notoriedad, pero el poder de los hombres y la fama de estos, cosas las dos que le parecían sucias y carentes de sentido para alguien como hambre, tendría que insistir mucho antes de que le contestara y mucho más para que le hiciera caso, así que quedaba Muerte... quien sabe qué estaría planeando Muerte. Siempre era una incógnita. Era el caballero más paciente y menos impulsivo, era el más tranquilo y alejado de todo y de todos. Sin embargo era una auténtica fuerza de la naturaleza, un ser tan poderoso e irresistible, era imposible huír de él. Era el fin de todo y de todos, y lo sabía, y sabía jugar sus cartas, y sinceramente, nunca ninguno de los otros tres habían medido sus fuerzas con Muerte, así que era imposible saber si podría ser derrotado. Pero incluso así, se debía a una causa mayor como todos nosotros, el apocalopsis no podía ser ignorado. Intentaría convencer a Muerte primero y luego los otros dos tontos les seguirían a donde fuera.
 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España