El número de circo ~ Pruébame blogger!

viernes, 13 de noviembre de 2009

El número de circo

Damas y caballeros, distinguidas personas de este pueblo os voy a presentar el espectáculo más grande del mundo, lo nunca visto, el no va más, lo más difícil todavía. Hemos domesticado a la fiera, hemos conseguido que haga lo que nuestra voluntad de seres superiores quiere. Aceptará lo que le digan, lo que le hagan, es completamente sumisa. Antes devoraba, mataba, arrasaba aldeas completas, era temida y perseguida, cazada y acorralada. Para poder sobrevivir no dudaba en destrozar a los pobres que caían en sus garras. Lo hemos conseguido con el vil método del lavado de cerebro, acompañado con algo de electricidad, como no. Nos ha costado mucho, parecía que no funcionaría, pero ahí está señoras y señores, a su completa disposición. Podrían meterle la cabeza dentro de sus fauces, pero aunque no pasaría nada no se lo aconsejamos. Su aliento huele fatal jajajaj. Para domarla hemos tenido que acabar uno a uno con cada uno de sus instintos de superviviencia para poder atacar luego donde más duele: en su confianza, en su simple mente acostumbrada a verdades brutales y no a sibilinas mentiras que tanto valor tienen en las junglas que nosotros llamamos ciudades. Si señores y señoras, nosotros como somos de pueblo sabemos la verdad, y sabemos que los ciudadanos no son de fiar. Una vez abatida la confianza y dominada la voluntad con sutiles engaños hay que ir acabando con todas aquellas cosas que aún pueden hacerle ver como lo manipulamos. Hay que acabar con su honor, con su lealtad, con todo eso de hacer lo correcto. No es más que una piel dura que hay que pelar, las últimas resistencias antes de que su cerebro se vuelva maleable, lo único que puede hacer que rechace nuestras enseñanzas. Tenemos que hacer que se aleje de lo que quiere o de lo que cree que quiere, así como de toda fuente de cariño o comprensión. Nosotros debemos serlo para él, para así poder retirárselo cuando ya lo tengamos en nuestra mano. No debe ver como cae en la trampa, no debe ver los engaños y las mentiras precisamente porque no son engaños ni mentiras. Así es como lo alejamos de aquello en lo que cree, aparentando ser sinceros y ganándonos su confianza para poder después matarla cuando no nos haga falta. Debemos destruir sus creencias, sus pasiones, sus ideas, sus sueños, sus proyectos. Solo falta un pequeño toque y ya es nuestro damas y caballeros, y es darle algo por lo que vivir. Sin eso no es nada, pero tampoco nos interesa que sea nada. Nos interesa que sea lo que nosotros queramos, así que ponerle un anhelo delante, algo por lo que se interese, algo lo suficientemente poderoso como para cegarlo y atontarlo, para poder hacerlo nuestro, para poder jugar con él. Y dejemos que se crea que lo puede conseguir. Cuando se lo retiremos dará igual, él ya estará a nuestros pies y hará lo que le pidamos. Podremos seguir jugando con él a nuestro antojo, ya está anulado, hará lo que le pidamos y cuando se lo pidamos. ¿No tienen miedo? este ha sido el terror de nuestros congéneres, deberíais respetarlo... pero ya no tiene orgullo, no osaría levantar las garras contra ustedes y mucho menos contra mi. Es mío. Siempre lo fue.

2 comentarios:

*SKY SLX* pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Ay!!...Mister... esto me recuerda a cierto tipo de personillas, parece que describiste sus pensamientos malvados, perversos, siniestros, por dominar el mundo. ¡¡¡Saludos!!!

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Se puede ver de muchas maneras, es un texto muy interpretable...

 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España