Drenas, el rock de la cárcel, el alma de la fiesta. ~ Pruébame blogger!

viernes, 18 de julio de 2008

Drenas, el rock de la cárcel, el alma de la fiesta.

Gracias a Drenas, les traemos la continuación oficial del capítulo Liando el meollo, llegaron los Dioses, con ese toque de humor ácido que solo Drenas podía darle a un capítulo de la historia de la mujer de rojo. A ver como narices hago pa continuar esto :D...

-¿De qué te sorprendes detective?- era la voz de Drenas.
-¿De tu falta de tacto? No, de eso no me sorprendo, ya te conozco.
-¿De mi sinceridad a toda prueba? Nunca me has tratado como persona de confianza, pese a que siempre te he dado informaciones fiables y pese a todo siempre te he respetado.
-¿Respeto? Mira tu a este, ¡viene a hablar de respeto! ¡la persona más indicada!
-Calla y escucha payaso, que no tenemos tiempo que perder – Drenas siempre tan agradable -Tu amiguita la Regla, no es tan buena como tú te crees.
-¿La Regla?
-Si la Regla, a la que tu llamas la mujer de rojo imbécil, ¿no ves la tele o qué?
-Pues no mucho la verdad, yo soy mas de los documentales de la 2.
-Si bueno, lo que tu digas ¿puedo continuar?
-Adelante, no te cortes
-Supongo que recordarás el incendio que hace un tiempo desoló su preciosa casita...
-Lo recuerdo. Por desgracia lo recuerdo.
-¿Y si te dijera que el incendio fue provocado y que además que no fue provocado por ninguna persona?
-A cuadros me dejas
-¿Y si añadiera que lo que lo provocó tiene exactamente 1,618 tentáculos y 3,141592 globos oculares?
-Pues pensaría que te estás quedando conmigo marica.
-Elemental querido Watson, cómo me conoces pirata jejeje.
-Son muchos años de aguantarte Drenas.
-Si que es verdad, pero si quieres que te cuente la verdad sobre lo que pasó en aquella casa tendrás que hacerme un favorcillo.
-Siempre igual, tú no haces nada por amor al arte.
-Eso no va conmigo detective, lo deberías de saber. Ya me enterado que te has hecho muy amiguito de la becaria, también sabrás que siempre me ha gustado y que muchas noches me acuerdo de ella.
-No lo sabía pero lo imaginaba; añadiré un par de botellas de las tuyas al favorcillo si eso, que es lo mejor para olvidar.
-Muy gracioso. Pues bien, iré al grano. Quiero que me consigas unas braguitas usadas por ella, a poder ser un tanguita de esos de Piolín que se pone y que le deja ese culito tan sexy.
-¿Pero qué dices anormal? ¿Cómo quieres que te consiga eso?
-Venga detective, no te hagas el tonto. Lo tuyo con la becaría lo sabe hasta el papa.
-Joder tío estas enfermo, necesitas ir a un médico.
-Lo que necesito es… bueno, ya sabemos los dos lo que necesito, ¿entonces que me dices? ¿hay trato o no hay trato?
-Bffffffffff, esto es surrealista… venga, todo sea por librarme del talego, hay trato.
-Jeje, te pareces más a mí de lo que crees detectivillo, sabría que la curiosidad acabaría por vencerte. Yo no es que esté enfermo, pero ya sabes que la cárcel es muy fría, que la soledad es muy mala y que estoy falto de motivación últimamente.
-Venga no te enrolles y cuenta lo que sabes antes de que me arrepienta.
-Muy bien, pero antes siéntate que te hará falta. Me ha dicho un pajarito que necesitas información para poder librarte de mi preciada compañía en la jaula.
-Si claro
-Pues no seré yo quien te la de, ya sabes que yo soy muy torpe con el jabón en las duchas y siempre se me resbala; sabiendo lo mal que estoy de la espalda necesitaré a alguien que me ayude a recogerlo jeje.
-Serás cabrón, hijo de ‘c…’ ¿quieres largar de una vez?
-Venga hombre no te enfades que era una broma. Cómo sabrás, tu amiga la Regla tenía una misteriosa afición a recoger vagabundos de la calle.
-Si, es una buena mujer, le gusta ayudar a los más necesitados.
-Si claro, y yo soy María Teresa de Calcuta. Tanto tu amiga cómo su difunto marido pertenecen a una secta, llamada “La aldea del Arce”
-¿Qué me dices?
-Lo que oyes. Cuando me enteré de este hecho, busqué información sobre la secta en cuestión y al loro lo que descubrí, espero que estés sentado.
-Me estas asustando.
-Se trata de una secta destructiva y monoteísta que adora a una deidad llamada Esther (220). Esther pertenecía al pueblo de Ithorea, un pueblo guerrero que existió durante los siglos XIII y XVI AC, era una chica muy mona primogénita del rey Falahj III gobernante de los Ithoreos. Era costumbre de aquella gente que la hija primogénita permaneciera virgen hasta la mayoría de edad,13 años en aquella época, para poder sacrificarla a sus Dioses.

Pero Esther tenía otros planes, era una chica muy liberal que se tiraba todo lo que se movía, desde pastores a pastoras, desde ovejas hasta ovejos, loros, loras, perros, perras, … vamos que no le hacía ascos a nada y cómo suele ocurrir en estos casos, el rey fue el último en enterarse de los vicios de su queridísima. Tal fue el mosqueo que se pilló el pobre hombre que mandó como castigo a 18 soldados imperiales que la violarán hasta la muerte.

Por una extraña razón que no te voy a contar, aquella muerte tan “terrible” convirtió a Esther en una Diosa y cómo venganza a tal “sufrimiento”, Esther les echo una terrible maldición a todos los Ithoreos. Todo varón que naciera a partir de entonces, nacería con el miembro viril vuelto del revés

-¿Metido en el culo?
-Si detective, metido en el culo.
-¿Y qué pasó después?
-¿Tan tonto eres? Pues cómo comprenderás el pueblo se extinguió.
-Joder con la diosa.

-Pues bien, los adoradores de la Diosa Esther creen que para obtener la felicidad eterna deben castigar y humillar a la mayor cantidad de hombres posibles, o para decirlo de una forma que lo entiendas, darles por culo. Solo de esta forma la Diosa Esther les perdonará sus pecados y les cubrirá de gloria. Por si esto fuera poco y cómo tributo a Esther, en estos rituales además se suelen utilizar animales de gran calibre, que a ella le gustaban mucho, para que la humillación sea mayor.

-Me estás insinuando que la mujer de rojo y su marido…
-¿Insinuando? ¿por quién me tomas? ¿por una mujer?
-Y por qué a mí no me...
-No me hagas reír anda, que ya bastante me reí mientras buscaba información sobre la secta -¿Tú estás seguro de que no…? ¿Nunca te has preguntado el por qué del repentino cambio de tu tono de voz?
-No puede ser, me estás tomando el pelo cómo siempre.
-Mira detective, si no quieres no me creas, no voy a discutir contigo. Yo te cuento lo que se, ni más ni menos.

-Bueno ¿y que tiene que ver todo esto con el incendio?

-Probablemente el incendio no fue más que un daño colateral, un simple accidente. En esos rituales se utilizan gran cantidad de velas y adornos religiosos, posiblemente alguna vela se derramó sobre algo inflamable y provocó el incendio. Pero bueno, esto lo supongo yo. Si de verdad te interesa el asunto deberías hablar con la 28días, o igual tienes miedo de conocer la verdad.

-Hablar contigo siempre es una perdida de tiempo, que te den Drenas.
-Ojalá. Tú acuérdate de nuestro trato, lo espero ansioso.


Tras colgar, el detective pensó en lo que le había dicho su subconsciente. Aún faltaba una llamada al teléfono y debía aclarar todo lo que había entrado en su cabeza y descubrir aquellas partes que seguían oscuras en su memoria, ordenarlas y priorizarlas antes de que le llegara nueva información, si no le estallaría. De hecho, le estaba empezando a doler; hacía tiempo que no la usaba tanto. ¿Unas bragas?. Todo se estaba volviendo del revés. Capaz es que aún no me había despertado del último sueño. ¿Un sueño dentro de otro sueño?... cosas más raras le habían pasado... ¿más? Bueno, quizá no. Lo que si que estaba claro es que estaba en problemas. No podía salir a robarle las bragas a una chica que no sabía donde vivía, ahora mismo no tenía forma de ponerse en contacto con nadie de fuera salvo que la gente de fuera se pusiera en contacto y aún así pensarían que estaba hecho un degenerado. ¿Por qué le pasarían a él estas cosas?

Fin de este capítulo. Si eso pues en los comentarios pueden ya eso.

5 comentarios:

Hominicaco pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

estoy deseando saber como se las ingenia el detective cutre para cumplir su trato :P

esther220 pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

que diosa más guay
=)

soybecaria pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Madre mía. Al paso que vamos, nunca podremos resolver el misterio y la serie se acabará cuando el último de nosotros muera porque ya no habrá nadie para continuar el relato.

Mr Blogger pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

¡Si un lugar de desliar la madeja me la lían máaaas!

Mamen pensó (ingenuamente) que alguien leería esto:

Pero Drenas, has omitido la escena de los lobos, con la ilusión que me hacía :-(

 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España