Nosequé Wagner 4: el retonno ~ Pruébame blogger!

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nosequé Wagner 4: el retonno

Acabaron las clases. El anciano maestro de matemáticas tuvo que soportar un ¡bien! inmenso no dicho por toda la clase, casi como si de un suspiro de  grandes proporciones se tratara. Ya no había ilusión ni ganas de aprender en los chicos. Ya no había sed de conocimientos, ya no había... así era imposible encontrar a ningún iniciado. Y sin embargo, había dos o tres chicos en el cole que habían despertado su instinto arcano; si, había algo de magia allí después de todo. Había potencial, pero aún no había podido descubrir en qué sentido. Era muy duro para alguien tan racional como un maestro de mates ser a la vez maestro de artes arcanas, igual de abstractas pero completamente irracionales a priori. Sólo con el tiempo y la dedicación terminabas encontrándole lógica al flujo mágico, y aquellos niños rompían totalmente la lógica que él conocía y dominaba. Algo había mal y algo había empeorado recientemente. Lo notaba en la forma en que se erizaban sus barbas, lo notó en cuanto vio a aquel crío despistado y dormidizo, lo notó en la cara de pánico de aquella laurita tan relamida e irritante. Pero lo que más le preocupaba es que como si fuera una especie de centro de gravedad, todo alrededor de Francisco parecía imbuírse poco a poco en ese sentimiento fatal, como un agujero negro que fuese engullendo realidad a su paso. Habían más niños tocados por aquel halo mágico, ahora lo sabía. Lo que no sabía era cuántos ni de qué manera les estaba afectando. Y lo peor de todo es que se acercaba el momento, la alineación de planetas, aquel periodo de tiempo donde se juntaban los cuatro y cabalgaban y desmoronaban la realidad a su paso. Quien sabe si alguno de los jinetes no andaría ya por este mundo. Tenía que reunir al consejo. Tenía que hacerlo ya. Tenía que reunir a los 12 sabios, tenía que rehacer la antigua alianza. El mal había vuelto, y con él debían retornar los únicos capaces de hacerle frente. O al menos, tras tanto tiempo, esperaba que aún fueran capaces de durar el primer asalto.
 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España