Diez y siete, que rima con... algo parecido a glóbulo ocular que forma parte de los órganos visuales ~ Pruébame blogger!

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Diez y siete, que rima con... algo parecido a glóbulo ocular que forma parte de los órganos visuales

-¡Frankikooooo!- llamó a grito pelado Adrián, uno de los pocos chicos que hacían algo de caso a Francisco (lo que tiene no saber jugar a fútbol)- ¿Frankikoooo?

Adrián era el típico amigo tonto, y por lo tanto, por definición bueno. Bueno no porque no pudiera hacer cosas malas, sino porque no tenía la inteligencia suficiente como para pensarlas. Vamos, de esos niños que hacen un montón de barrabasadas porque se lo dijo Fulanito y le pareció divertido, pero que por si solos suelen ser de estos niños tranquilos y sumisos que nunca rompen un plato. Más bien la vajilla entera. Porque se lo dijo Menganito y le pareció divertido.

-Shhhh! (susurro) estoy aquí, Adrián, estoy aquí.
-¿Qué haces ahí escondido?- preguntó Adrián extrañado.
-Pues que no quiero salir- dijo un Francisco cada vez más nervioso.
-Normalmente te basta coger un libro para que todos pasemos de ti ¿por qué ahora además tienes que esconderte?- dijo mientras la mano de Francisco lo arrastraba hasta la oscuridad del fondo del armario del material escolar.

La mirada de Adrián al intentar pensar qué podría ser tan grave como para hacer soltar un libro y esconderse a Francisco era una mezcla de incredulidad, concentración, extrañeza y dolor de muelas terminal, era como la que ponía cada vez que intentaba comprender por qué a alguien no podía gustarle el fútbol o incluso aquella que ponía cuando intentaba sumar sin los dedos de las manos. Aún así en la oscuridad sólo podía escuchar los ecos del exterior y el susurro de sus voces.

-Mira, estoy aquí porque necesito pensar un poco.
-¿Pensar? ¿qué es...
-¡Sssssssh! ¡silencio! ¡creo que viene alguien!
-...mmfluhhhfuuhhh...- dijo la neurona que iba con retraso mientras una fuerte mano tapaba su boca.

...

-Ale, creo que ya pasó. Están pasando cosas muy raras últimamente y creo que necesito ayuda...
-Bueno, díselo a Laurita, que es muy lista y tiene mucho dinero. Ella siempre se las arregla y no estaría mal que por una vez te ayudara en algo.

Tanta brillantez junta proveniente de su amigo deslumbró y descolocó por unos instantes a Francisco, hasta el punto de que por un momento le pareció buena idea... hasta que recordó lo que le había dicho Alba y el motivo por el que se había ocultado, que era precisamente huír de Laura para poder estar tranquilo. Sin embargo, se dio cuenta de que en el fondo estaba haciendo el tonto allí dentro metido, que era mejor irse a casa con cualquier pretexto.

-Venga, vamos a salir, que aquí nos va a descubrir algún maestro y nos va a caer una buena.
-¿Ya no queremos escondernos? no lo entiendo, si era muy divertido... oye, no me dejes solo, que no veo ni torta.
-Anda, cógeme de la mano, si la salida está aquí mismo...

-Ya me parecía a mi que tu eras muy rarito, pero esto lo explica todo... Fran saliendo del armario, y nada menos que con Adrián... quien te ha visto y quien te ve... al menos podías haber buscado a alguien guapo, o al menos listo, pero entiendo que tu no das pa más y vas directamente a lo fácil.- dijo Laura, con una gran sonrisa malévola y un móvil nuevo y reluciente grabando vídeo superHDx4 de ultimísima generación- Lástima por ti, creo que pronto se enterará toda la clase (y el vecindario, y parte del extranjero), que tengo una página de facebook muy muy concurrida. Y miles de flanes de twitter que seguro que fliparán con esto (pese a que la muy zorra de Alba me ha engañado... aunque ya me las cobraré con esa arpía) ¡mwahaahahahah! (ups, esto debía pensarlo, no decirlo... ah, qué más da, estoy en mi momento de gloria, me lo merezco porque yo lo valgo).

Ya Fran había retirado la mano más por las represalias de Laura que por otra cosa y agachando la cabeza rojo de la vergüenza y acordándose de la familia de Adrián por tener que ir a buscarlo para vete a saber qué justo en aquellos momentos; mientras, éste miraba hacia la pared más cercana haciendo tiempo a que sus neuronas recogieran las botellas y limpiaban las vomitonas de la fiesta que aún había en su cabeza y se pusieran a trabajar para intentar entender qué había pasado, cuando Laura soltó en ese tono entre misterioso, dulce y cargado de socarronería que tan bien le salía para embaucar a las personas:

-...a menos queeee...

 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España