jueves, 31 de julio de 2008

¿vacaciones? ¿playa? ¿sol? ¿arena? ¿piscina? pues no.

Pues no, yo reivindico el campo y el monte como elecciones (dedicado a aquellas personas que lo prefieren... y no quiero señalar ¿eh?) a la hora de descansar unos días y alejarse del ajetreo mundano de las ciudades, del ruido, del malestar, del mal aire, de las prisas y agobios, del estrés o del escuatro. Pero eso si, ¡no vayamos al monte a comportarnos como en la ciudad, que pa eso nos quedamos allí!. No se puede pretender relajarse y todas esas cosas en el campo si nos llevamos el equipo de musicona, los amigotes y las birras y nos montamos una fiestorra, que pa eso alquilamos un local y santas pascuas (lo de alquilar es porque a ver quién es el tonto que la hace en la casa, que después a ver quién limpia). En fin, ahí dejo la galería de fotos:






















¡Disfruten los que puedan sus vacaciones! ¡Y los que no, comenten un poco! :D

miércoles, 30 de julio de 2008

Vídeos musicales sexys y/o con alto contenido erótico/festivo

No creo que haya que añadir mucho al título, solo comentar que son los típicos vídeos que venden más canciones que la propia canción en si; y aunque hay algunas que ya venderían bien sin el vídeo, hay otras que no se comprenderían sin el, es más, están en la memoria colectiva gracias al vídeo de marras.


Galleon - So i begin




Motorcycle feat Benny Benassi - Satisfaction




Eric prydz - Call on me




Basement jaxx - Plug it in





Creo que no hace falta decir nada más... salvo que aún hay más :D. Esperen ansiosos (y ansiosas) la próxima parte, que hay sorpresita...

lunes, 28 de julio de 2008

Detective desenmarañando la maraña.

Otro capítulo más de la serie ( Investigando el incendio de la casa de la mujer de rojo, carta desde la carcel de un detective desesperado, ¡A por la fotógrafa misteriosa!, Amigos, enemigos, confidentes, aliados..., Y el loro puso las cosas en su sitio, Dilema sobre el secuestrador enmascarado, La venganza de la becaria, Detectivator II: el juicio final (primer round), Sueños calientes, sábanas ardientes, La mujer de rojo, el subconsciente y las vueltas que da la vida, Investigando entre la chamusquina y La guarida de la mujer de rojo, Liando el meollo, llegaron los dioses).


Encerrado en la celda, empecé a pensar. Conociendo a Drenas y sabiendo que estaba tratando con mafiosos, con gente muy importante por lo que estaba empezando a recordar de la operación caballo de Troya, sabía que todo lo que había dicho estaba en clave. Tenía que descifrar todo lo que le había contado. La verdad es que lo había hecho francamente bien, me haría falta un buen rato para empezar a entenderlo todo, así que si habían conseguido colocar algún dispositivo de escucha por allí tampoco lo tendrían fácil para comprender cada cosa. Yo tenía ventaja, por supuesto, pues conocía desde hacía tiempo a Drenas y tenía ciertas ideas de por donde iban los tiros. Solo esperaba que quien quiera que quisiera seguirnos la pista no supiera llevar las cosas a su contexto.

Lo de las bragas de la becaria era una señal de que estuviera atento a ella, de que debía investigarla... ¿agente doble? ¿era un señuelo? ¿estaba vigilada? bien, tendría que averiguarlo. Me parecía curioso que ella pareciera conocer a Drenas, quizá en el pasado trabajaran para la misma gente o quizá se estuvieran vigilando mutuamente o algo así. La situación no era clara, así que tendría que tener cuidado con ambos, pues ahora tenía la sensación de que estaba metido en fuego cruzado.

¿Qué era lo otro de lo que habían hablado? ¡ah si!, lo de la mujer de rojo. Insinuó algo sobre la gente que recogía y sobre una secta de porculeros. De alguna manera, Drenas quería decirme que formaba parte de alguna organización que estaba tocándole las narices al Don para el que trabaja. ¿Algún otro Don que quiere adentrarse en su territorio? ¿una pelea de mafias?. Tendría sentido, y cuadraría con lo que ahora recuerdo de la operación caballo de Troya. ¿Que se había pegado fuego la casa accidentalmente durante los rituales y las orgías?... eso solo puede significar que le pegaron fuego durante alguna reunión de peces gordos de la organización de la mujer de rojo. Eso o que simplemente la mujer de rojo empezó a molestarles o tenía algún documento incriminatorio o... un momento ¡eso es! ¡en realidad le pegaron fuego cuando yo ya no estaba allí! ¡recuerdo que ese día no quise quedarme en la casa, me hice el dormido y me marché en cuanto la mujer de rojo pensó que estaba todo en orden en el desván! ¡recuerdo que me fui por la ventana, dando un rodeo por el jardín, ocultándome para que no me viera! por eso no me vieron tampoco los que pegaron fuego... ¿por qué me fui? ¿qué quería ocultarle?. El caso es que me fui antes de que se iniciara el incendio, que curiosamente solo destruyó esa parte del edificio... ¿querían matarnos a los dos? ¿eliminar pruebas? ¿por qué me fui? ¡quería protegerla por algo! ¡sabía que estaba en peligro por el mero hecho de tenerme cerca! ¿por qué me emborraché entonces? ainsss.

¿Y quien es esa Esther (220)? ¿Qué pinta en todo esto? ¿qué quiso decirme Drenas con eso de que es una diosa? ¿y lo de la historia de su deidificación? mierda, esto se me escapa de las manos, necesito más información. ¿Y la tercera llamada? ¿quien podrá ser? y claro, también estaba lo de quien era la persona de la primera. Drenas dijo que debería hablar con la mujer de rojo para terminar de aclarar todo este asunto. Creo que tiene razón. Pero ¿cómo salir de aquí? ¿cómo ponerme en contacto con ella?

Ah, y también está lo de el marido de la mujer de rojo. Siempre oculto, siempre misterioso, siempre en la sombra. Está muerto, dicen. Murió en el accidente de tren, en el mismo tren en el que iba mi mujer... ¿podría tener alguna conexión? ¿por qué el Don provocó el accidente? ¿también quería deshacerse de ellos? ¿qué pintaba él en todo esto? ¿y ella? ¿y la mujer de negro, la hermana gemela de mi mujer? ¿es ella la que me hizo la primera llamada? ¿por eso me instó a que pensara sobre eso?. Si logro escapar tendré que buscarla e interrogarla. ¿Donde las encontraré? pues ya son dos mujeres a las que... ¿tres? ¿cuatro? la becaria... Esther... uff, lo que tengo es que dormir un rato. Necesito dormir. Luego cuando me levante lo tendré todo más claro... ¿tengo tanto tiempo? ¿puedo darme ese lujo?.

Me eché hacia atrás, cayendo sobre la almohada. Bajo ella aún estaba el comunicador casero hecho por Drenas, con lo que me di un pequeño golpe en la cabeza. Al meter la mano debajo para apartarlo, pude tocar algo más, algo de lo que no me había percatado la otra vez. Era un trozo de papel. Me preguntaba como podían haberlo colado allí debajo. Disimuladamente, lo saqué de allí y lo leí. Lo primero que ponía era "tienes poco nivel, chaval", con lo que deduje que lo había puesto el mismo Drenas. A saber como lo había hecho, pues juraría que cuando saqué el comunicador no estaba, y pese a que me fui al otro rincón de la celda que estaba menos expuesto a la vista de los demás para poder hablar, no noté nada. Quizá estaba allí desde antes y no me di cuenta. Sin embargo, al desplegar el trozo de papel había otro escrito de Drenas que aclaraba el asunto: "si palurdo, delante de tus mismas narices". Al otro lado de la hoja, decía básicamente que la próxima llamada sería por la tarde, después de almorzar, que aprovechara el tiempo como quisiera, con lo que la idea de dormir cobraba fuerza.

Según las instrucciones, debajo de la cama también había unas ganzúas y un uniforme de funcionario de prisiones. Debía aprovechar los momentos en los que la gente del tercer turno iban a comer, cruzar los diferentes pasillos evitando las cámaras de seguridad (conocía los puntos ciegos de las cámaras de seguridad de la cárcel; yo mismo le había hecho un informe a mi amigo el Juez diciéndole lo precario del sistema de seguridad), ocultarme tras cierta esquina de la lavandería (la llamaban la esquina del jabón) donde podría cambiarme de ropa y echar la de preso a lavar para no levantar sospechas. Una vez cambiado, debía volver esquivando las cámaras y esperar tras una mampara a que pasara un grupo de funcionarios, al que me uniría para despistar los controles de seguridad. Se trataba de uno de los cambios de turno, así que debía seguirlos solo hasta el pasillo que hay antes de la entrada, justo cuando debía meterme en una habitación de servicio que hay a la derecha. En esa habitación encontraría un uniforme del personal de la limpieza, y un carrito (dentro del cual metería el de carcelero). Debía volver a meterme al interior del edificio. Si saliera por la puerta principal sería demasiado sospechoso. Con el carrito debía llegar hasta la segunda planta, donde me reuniría con los demás. La nota decía exactamente: "no te preocupes si te miran mal, tu eres el nuevo; conseguimos una baja voluntaria y colamos a alguien a quien tu suplantarás, así que limítate a limpiar y cuando termine el turno de limpieza lárgate con ellos en su furgoneta. Una vez llegues al local de la empresa, te cambias de ropa (hay de tu talla en tu taquilla) y te largas a esta dirección...". Algo me decía que me estaba concertando una entrevista con la mujer de las gafas oscuras. Esa dirección me sonaba familiar, y no sabía por qué, pero la relacionaba con ella.

Así pues solo me quedaba esperar. Con la tranquilidad de que alguien de fuera me estaba ayudando a escapar y de que necesitaba descansar para poder afrontar todo lo que me esperaba, me eché y concilié rápidamente el sueño.

domingo, 27 de julio de 2008

El problema de Sofía

Caminaba con su compañera por la calle, meditabunda. Todo había salido mal. Todo. Incluso con el tiempo tan agradable que hacía y lo relajante que era el paseo y que su compañera se empeñara en hablar de cosas que ni le iban ni le venían, no podía sacar de su cabeza todo lo que había pasado aquellos días. Y una y otra vez se ponía a recordar...

...al final no hubo nada con el chico que había venido de vacaciones, pero le echó la culpa a ella de todo. Se enteró de que le gustaba el otro chico y se puso celoso. De nada sirvió que ella le dijera que nunca había habido nada entre ellos dos. La cosa se había estropeado sola. Con todo, no quería salir con uno y no podía salir con el otro, por temor a que la cosa fuera a mayores. Necesitaba algo de consejo, una voz amiga que la guiara; al fin y al cabo, seguía queriendo a aquel chico, seguía sintiéndose atraida por él. Cuando se conectó solo encontró al chico que estaba obsesionado con ella. Decidió que total, de perdidos al río y se puso a hablar con él. Hacía mucho tiempo que no hablaba con ese chico, y menos para hacerle partícipe de sus confidencias, pero ahí estaba ella, escribiéndole y leyendo lo que le tenía que decir.

Para su sorpresa, hablar con él tuvo un efecto relajante. Antes de empezar a hablar, estaba entre nerviosa e histérica; cuando terminó de hablar con él se encontraba bien, había resuelto algunas de sus dudas y ya no veía el futuro tan negro. Le recordó a aquellas primeras veces que había hablado con él, siempre atento, siempre ayudándola, siempre haciéndola sentir bien consigo misma. Recordó por qué le había gustado una vez ese chico, antes de que empezara a resultarle pesado. Pensó incluso que algunas cosas podía haberlas causado ella; siempre le había parecido demasiado extraño que él la acusara de no hacer nada por intentar entenderle. Empezaba a volver a mirarlo con buenos ojos, cuando surgió el tema de conversación. Hablaron de la confianza, de los amigos, del valor de la amistad. Empezó a acusarla de no haber confiado todo ese tiempo en él, en creer que ella no sabía escoger a sus amigos. Ella reaccionó fatal, sin importar que él intentara explicar sus palabras, sin darle opción a disculparse. Ya no quería hablar más; cerró la conexión, apagó el móvil y se encerró en su cuarto. Los chicos la odiaban, no tenía suerte con ninguno, le hacían daño. Cada vez que parecía que las cosas iban bien con uno, empeoraban con otro. Estaba desesperada, ya no sabía que hacer. Entonces fue cuando entró su compañera. Sabía que Sofía se encerraba en si misma en los momentos difíciles, así que la convenció para salir a pasear un rato. Odiaba verla llorando sola, sabía que necesitaba algo de aire fresco.

Pero el aire fresco no era suficiente. ¿Estaba obsesionada? ¿por qué no podía dejar de pensar en todo? ¿por qué siempre le tenían que tocar a ella estas cosas?. Se enamoraba de la gente que le hacía daño, y hacía daño a la gente que se enamoraba de ella. Así era todo.

sábado, 26 de julio de 2008

Concurso de pijamas de la aldea del arce

Pues si, después del éxito de la segunda edición de la blogosfera enseña su culo, el webmaster de Hominicaco, Drenas, ha tenido un sueño:



si, no sabemos que se estaría tomando ese día para soñar con esas cosas, que ya podía haber soñado con esto otro:



pero por lo visto no es de su estilo. Quizá sea más de...



en fin. Que lo que quiero decir es que ya pueden ir preparando los pijamas porque la tercera edición se está preparando ya, y es temática. Si quieres participar, sácate una foto del culo en pijama y envíasela, que tras la vuelta de un par de semanitas de descanso empezará con más fuerza que nunca.¡Podrás recibir premios como estos!

viernes, 25 de julio de 2008

Cosas curiosas que te encuentras por la calle (Y II)

Pues seguimos con esta serie, que es mejor que la competencia. Y si hay competencia desleal, pues nos la cargamos:



Y yo con estos pelos...


Esto me lo encontré en un comercio, al que al parecer le suelen deber dinero:


Esta no es la inmobiliaria de ET por los pelos (jeje, como ET no tiene... ¿o si? ¿es ET un niño o un adolescente?):


Y esto es un cerdo de un camión frigorífico. A saber qué llevarán dentro :D.

jueves, 24 de julio de 2008

Sabor a carteles de película con David Palumbo

Pues eso, que las ilustraciones de podemos ver en la web de David Palumbo me traen ese sabor añejo que tenían antes las portadas de los libros y los carteles con los que se anunciaban las películas en los cines.







Cargadas de color, con temáticas diversas, trazos y ángulos suaves y con dibujos que llegan de manera fácil a la persona que las mira, la obra de este hombre está impregnada de ese toque que las hace únicas pero que nos trae a la vez recuerdos, como si ya las hubiéramos visto antes.









miércoles, 23 de julio de 2008

Curiosos vídeos musicales (y XIV)

Air - Surfin' on a rocket




Justice - Dance




Fatboy slim - Slash dot dash




Björk - Hidden place




Ver anteriores: I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, XI, XII, XIII.

martes, 22 de julio de 2008

Los peligros de Sofía

Sofía tenía miedo. Quería olvidar su pasado, quería dejar atrás sus problemas, quería aprovechar el tiempo que había perdido por culpa de su conflictiva adolescencia y por lo mal que le había ido en su incipiente madurez. Había tenido muchos novios, pero había terminado con mal sabor de boca con todos. Los chicos que realmente le gustaban terminaba perdiéndolos o nunca le habían hecho caso, y las cosas que había intentado no le habían salido del todo bien. Tras una temporada muy mala, con problemas que la lastraban y la arrastraron hasta perder la confianza en si misma, vino una época buena. Ahí fue cuando lo conoció. Cuando conoció a aquel chico. Ahora ya no pensaba en él. Las cosas se habían calmado, ambos se habían distanciado y aquel bache en su recuperación lo había conseguido pasar. Ahora solo pensaba en volver a divertirse, a conocer gente, a pasarlo en grande, a olvidar sus penas pasadas. Por el camino había recuperado viejas amistades, se había rehecho de sus antiguas heridas, e incluso volvía a estar bien con algunos de los chicos con los que estuvo saliendo aquellos años.

El caso es que ahora no tenía tan claro lo que iba a hacer. Todo empezó hace tiempo, cuando empezó a retomar la relación con uno de sus ex. Siempre le había gustado, físicamente era bastante atractivo y la atraía como ningún otro chico había hecho nunca. Lo suyo se había estropeado y él se había ido a trabajar fuera, con lo que habían perdido el contacto. Hasta hace unos días. Volvía de vacaciones a pasar dos semanas con su familia. Volvió a verlo. Volvió a quedar prendada de él, volvió a revolverse su estómago con una furia animal cada vez que lo veía. Lo deseaba. Y él a ella también. Eso era lo malo. Solo la deseaba. La quería para unos días y luego se marcharía. Igual que la otra vez. Por eso mantendría las cosas como amigos; no sería la primera vez que ocultaba sus sentimientos.

Por otro lado, en sus salidas de marcha con sus amigas, había conocido a otro chico. Este chico le gustaba mucho. Era un chico divertido, guapo, no carente de atractivo y conectaban bien. Se lo pasaba estupendamente con él. Habían quedado un par de veces por ahí, y se había planteado quedar con él en serio más de una vez, pero esos días que había llegado su otro amigo ocultaba sus ganas para evitar quedar mal con los dos. Total, serían solo un par de días más. Luego quedaría con él e intentaría conocerlo mejor. Tampoco quería llegar muy lejos, pues estaba un poco dolida porque sus últimas relaciones habían resultado ser bastante duras para ella.

Y luego estaba el último chico con el que había salido. Ya no pensaba en él, pero de vez en cuando algo se lo recordaba. En realidad nunca había querido nada con él, quizá solo quería cubrir un hueco que había en su vida, quizá solo necesitaba un poco de apoyo para salir del hoyo en el que se había encontrado. Sin embargo, sabía que para él no había sido lo mismo. Él la quería. Ella le había dicho que no se planteaba tener una relación, que no lo veía sino como un amigo. Cada vez que quedaban notaba que había algo más que su fingida amistad tras aquella mirada desesperada. Se veía que no encajaba bien el hecho de que ella no encontrara razones para corresponderle. Las últimas veces se volvía brusco e incluso exigente, cuando ella nunca le dio oportunidades y siempre le había dejado claro que no esperaba nada con él. Ante estas cosas, decidió cortarle las alas e ignorarlo. No podía seguir como había seguido hasta ese momento, estaba empezando a caer de nuevo en aquel pozo del que tanto le estaba costando salir. Fue en ese momento cuando decidió que debía romper con todo, olvidar y seguir adelante.



Y en esas estaba. Había vuelto a nacer; estaba radiante, volvía a tener ilusiones y volvía a hacer proyectos. Había vuelto a ver a gente que hacía tiempo deseaba volver a ver y conocía un chico que prometía. ¿Qué más podía pedir?. Felicidad. Pero siempre hay algo que se empeña en evitar que la gente sea feliz. Sofía aún tendría que pasar una nueva prueba. Sabía que su amigo, el que vino de vacaciones la había dejado por otra. Sabía que habían mantenido relación hasta hace poco tiempo. Sabía que se volvería a ir con las mismas. Le había pedido tener sexo. Él. Sexo. Ella no lo podía creer. Lo deseaba. Lo necesitaba. Eran sus más bajos instintos tirando de ella. Le daba en bandeja de plata aquello que quería, pero... ¿qué perdería ella a cambio?. Le había dicho que se lo pensaría y que al día siguiente ya quedaban y le decía. No sabía como había podido contenerse en ese momento. O si lo sabía. Tenía miedo. Pero... ¿qué más le daba a ella? solo quería un polvo; lo echaban y listo, es lo que quería, lo que deseaba, lo que le pedía el cuerpo. Y aún tenían otro par de días intensos por delante. ¿Qué es lo que la detenía? ¿el suponer que lo que le había contado de que había cortado con la otra era mentira? ¿el pensar que volvería a hacerle lo mismo que ya le había hecho? ¿el que se aprovechaba de que sabía que ella lo deseaba con locura?. Sabía como era, sabía sus debilidades, sabía qué tenía que hacer para que cayera a su merced. Ya lo había hecho en el pasado. Pero aún así lo deseaba. ¿Por qué las cosas tenían que ser tan difíciles? ¿por qué con todos los chicos que conocía tenía que pasarle algo? ¿por qué no podía tener una relación normal como todo el mundo?. Llorando desconsolada, maldecía el día que se aproximaba porque temía verse humillada. Deseaba hacerlo, pero sabía que si cedía, algo se rompería en su vida. No era un animal, no lo haría solo por hacerlo; no de esa manera y con esa persona. Podía con sus instintos. Si no, no podría volver a mirarse en un espejo de la misma manera, no podría salir con el chico que de verdad le gustaba pensando que cualquier día podría volver el otro.

Ilustración de David Palumbo.

lunes, 21 de julio de 2008

Divertido, insólito, eBay (y IX)

Más cosas absurdas vendidas a precios incomprensibles...

Un... un... una... ¿una bombona de butano ánfora griega?: Pues si, si los griegos transportaban sus cosas en ánforas, ¿por qué no transportar gas también?. Esta es un ánfora de coleccionista, así que a pujar.




Gomina fluorescente: Para terminar de ser el rey del baile, atraer todas las miradas (y repelerlas con un sonoro: "Diooooos ¡mis ojos!") y sobre todo tener un peinado impactante y duradero.




El auténtico y genuino billete de 300 euros: Si amigos y amigas, se vende un billete de trescientos euros y seguramente quien lo compre lo conseguirá más barato. Una auténtica ganga.



Dentro de las entradas de gente con mucho morro, hoy les proponemos este Me bebo un cubata a tu salud: si, es cierto lo que lees; en palabras textuales:

TE ENVÍA UNA FOTO DEL GRAN MOMENTO, ESE EN EL QUE BRINDA POR TI, DESPUÉS DE HABERSE GASTADO TU DINERO. UN BUEN INTENTO DE PATROCINARTE LAS COPAS, JEJE.





Y por último (por ahora :P, amenazo con postear más) la monja playmobil.




Esto es todo por ahora, pero aún hay más. Y si te has quedado con ganas, visita nuestros capítulos anteriores: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8.

Las dudas de Sofía

Volvía de salir de marcha con mis amigas. La noche no podía haber pasado mejor. No bebía demasiado, pero se divertía mucho con sus amigas, bailando, charlando, conociendo gente, pasándoselo en grande. Pero ya era tarde y se sentían cansadas y volvía con su compañera a su piso cuando se encontraron con él. Para Sofía fue toda una sorpresa, pues no lo esperaba. Estaba muy borracho, nunca lo había visto en ese estado. Bajaba por la calle por donde se encontaba su piso, y tuvo miedo de hablarle; prefirió darse un poco de prisa para llegar al portal y meterse en casa. Él no se había dado cuenta de su presencia, pero cuando se percató de que era ella puso cara de incredulidad y pánico. Se escuchó apenas un susurro que se escapó de sus labios: "no debí venir por esta calle". Trabajosamente en su estado empezó a dar la vuelta. Sofía se animó a saludarlo y quiso preguntarle por qué se había emborrachado, cosa que sabía que nunca hacía. Él simplemente acertó a decir estas palabras: "Por favor, no quiero que me veas así. De todos modos, yo tampoco quiero verte; bastante me torturas ya por internet como para que también lo hagas en persona". A Sofía estas palabras le cayeron como un jarro de agua fría. Apenas entendía a lo que se refería. Ella se había dedicado a seguir viviendo su vida, evitando seguirle el juego para no crear más problemas, ignorando su presencia en lo posible, no dándole pie a conversaciones sobre lo que había pasado. Quería dejar esas cosas atrás, no entendía que él quisiera seguir intentando nada con ella, sobre porque ambos sabían que no se podían entender. Se quedó de pie mientras lo veía alejarse trastabillando. Cayó de rodillas y vomitó sobre el suelo. Casi pareció que iba a ceder inconsciente bajo su peso, que se iba a quedar ahí tendido en el suelo. Pensó en recogerlo, en ayudarle, en hablar; pasó algunos momentos de angústia sin saber que hacer. Pero él se levantó, tras vomitar y tras unos breves momentos, tras coger algo de aire, parecía que se había recuperado y siguió caminando, esta vez con algo más de equilibrio y decisión. Sofía enmudecida se recuperó lo suficiente como para entrar y subir las escaleras con una vaga inquietud en su interior. Sabía que el problema era de él, que lo había causado él. Sabía que estaban bien, pues no se habían separado de mala manera y había sido él el que había pedido disculpas, que ella nunca aceptó porque pensaba que no había nada que perdonarle porque en realidad realmente nunca le había hecho daño. Solo era cuestión de tiempo que volvieran a ser buenos amigos, y mientras tanto solo intentaba alejarse y dejar que el tiempo curara las heridas. Intentaba vivir su vida. ¿Por qué entonces de vez en cuando le asaltaba la duda de si realmente habían hecho bien? ¿hubiera sido mejor enterrarlo todo para siempre? ¿hubiera sido mejor buscar otra forma de arreglar las cosas? ¿por qué se comportaba así con ella, que no le quería mal? ¿acaso no podían ser amigos "normales"?

domingo, 20 de julio de 2008

Libera tu iPhone e iPhone 2.0 o 3G de manera fácil y sencilla.

Sencillo, casi sin que el usuario tenga que intervenir. Nada de chips, nada de cambiar la bios por una versión pirata, nada de resetear el trasto, nada de trucos sucios. Si es que la mejor manera de liberar un iPhone...



...es el método tradicional:



El problema es que luego no vuelva a casa y se vaya a vivir su vida por ahí...

sábado, 19 de julio de 2008

La mitología aplicada a la resolución de casos detectivescos...

Esta es la versión alternativa de la segunda parte del relato de esta semana Liando el meollo, llegaron los Dioses:

-¿De qué te sorprendes detective?- era la voz de Drenas.
-De que esta mierda sonara tan bien.
-¡Eh, sin pasarse! Que me costó varios días reducir el prototipo hasta poderlo meter en un sitio tan pequeño. Es que con la mierda de material que consigo entrar aquí no puedo hacer mucho más.
-Excusas excusas..
-Calla ya, payaso. Que no tenemos todo el día.
-Di lo que tengas que decir entonces.
-Vaya, pensaba que eras tú el que quería preguntar.
-Eso luego. Ahora desembucha. ¿De qué quieres hablarme?
-Bien, como sabrás soy Dionisio, un enviado de Apolo. La verdad es que me gustó, no me esperaba tal denominación por tu parte, aunque prefiero el nombre romano de Baco. En fin, no está mal ser el Dios del vino y las relaciones sociales...
-Si, y también de las borracheras y las reyertas; creía que íbamos al grano...
-Calma tronco. Bueno, siguiendo con las analogías, soy hijo de Zeus, igual que Apolo. Por supuesto, tanto Zeus como Poseidón son hijos de Cronos y por lo tanto hermanos. Digamos que todo lo que ves es propiedad de Cronos.
-¿Un Don con tanto poder? ¿cómo es que nunca he oído hablar de él?
-Oh! Si que has oído hablar de él, pero es normal que no lo relaciones con este caso. Demasiado poderoso, se mueve en las más altas esferas. Un pobre detective como tú apenas lo entendería. El caso es que todo esto de las deidades griegas explica más de lo que parece en este caso. Digamos que Cronos tras hacerse con el control de todo el imperio derrocando a su padre Urano vio la maldad en sus hijos, en cómo querían apoderarse del negocio en contra de sus deseos igual que él había hecho con anterioridad y los encerró a todos como castigo. Más o menos como cuenta la leyenda, solo Zeus logra escapar y consigue aliarse con otros dioses menores para enfrentarse a su padre, que apoyado por sus fuerzas (llamémoslas titanes) se embarcan en una gran guerra de mafias por el dominio de los territorios. Zeus termina matando a su padre y reparte los distintos territorios entre sus principales aliados. Siguiendo con los símiles, Zeus se queda con los cielos, las ciudades más ricas e importantes, siendo en nuestra realidad uno de los políticos de más prestigio del país, Hades con el inframundo, en este caso guetos y barrios bajos, enriqueciéndose a base de vender drogas y de reclutar y entrenar sicarios, y Poseidón en los mares, en las ciudades costeras turísticas. Sin embargo, la avaricia de Poseidón ha hecho que empiece a adentrarse costa adentro, y está empezando a usurpar ciudades a Zeus.
-Espera, ya caigo. Los documentos que encontré eran un plan para implicar y difamar a...
-¡EEEEEH! ¡bastante estoy hablando yo ya! ¡ni se te ocurra decir nada, que las paredes tienen oídos!. De hecho, te voy a dar algo para que puedas escapar de aquí. Hoy dormirás en la celda, pero mañana por la mañana mira debajo de tu almohada. Tendrás que fugarte a plena luz del día, así que ten mucho cuidado.
-Ahora recuerdo cosas y entiendo otras. Si ya acabaste solo me queda preguntar qué necesita Apolo de mi para poder acabar con Poseidón.
-No será tan fácil acabar con él. De hecho, el mismísimo Zeus no podría. Simplemente vamos a darle un toque de atención para que no se pase de la raya, y tu tenías la clave para eso. No solo descubriste sus planes, sino que guardaste esos documentos. Sospechamos que en la casa de la mujer de rojo. Por eso le pegaron fuego, en un intento de acabar con tres molestias. Tu, las pruebas y ella.
-¿Ella?
-Atenea. Es hija de Zeus, algún día lo entenderás.
-Pues con tantos nombres no te creas
-Bueno, va siendo hora de cortar. Y por otro lado, si aún quieres escapar de aquí (cosa que está en mi mano que consigas o no), me tienes que hacer un favor.
-Conociéndote me pedirás que le robe las bragas a alguien.
-No estaría mal. No, solo quiero que te alejes de la becaria.
-¿Qué pinta la becaria en todo esto?
-La becaria es un enlace con Poseidón. Ella cree que tiene libre albedrío, sin embargo está muy vigilada. Me sorprendió que pudiera zafarse de la vigilancia del loro; quizá solo se hacía el sueco para tenerte a ti controlado.
-¿Solo es por eso o hay algo más?
-Venga detectivillo, no soy tu caso, ahí no tienes nada que resolver. Y otra cosa: cuando salgas no vayas directamente a la casa de la mujer de rojo, que te estoy viendo venir. Te matarían. En tu almohada encontrarás una dirección.
-Ok
-Hasta la próxima; te apuesto un par de cubatas a que vuelves por aquí a visitarme como residente. Y cuando lo hagas, ya sabes lo que me tienes que traer jajaja.
-Si, claro.

Tras colgar, el detective pensó en lo que le había dicho su subconsciente. Aún faltaba una llamada al teléfono y debía aclarar todo lo que había entrado en su cabeza y descubrir aquellas partes que seguían oscuras en su memoria, ordenarlas y priorizarlas antes de que le llegara nueva información, si no le estallaría. De hecho, le estaba empezando a doler; hacía tiempo que no la usaba tanto.



Pues eso es todo amigos. La próxima semana más.

viernes, 18 de julio de 2008

Drenas, el rock de la cárcel, el alma de la fiesta.

Gracias a Drenas, les traemos la continuación oficial del capítulo Liando el meollo, llegaron los Dioses, con ese toque de humor ácido que solo Drenas podía darle a un capítulo de la historia de la mujer de rojo. A ver como narices hago pa continuar esto :D...

-¿De qué te sorprendes detective?- era la voz de Drenas.
-¿De tu falta de tacto? No, de eso no me sorprendo, ya te conozco.
-¿De mi sinceridad a toda prueba? Nunca me has tratado como persona de confianza, pese a que siempre te he dado informaciones fiables y pese a todo siempre te he respetado.
-¿Respeto? Mira tu a este, ¡viene a hablar de respeto! ¡la persona más indicada!
-Calla y escucha payaso, que no tenemos tiempo que perder – Drenas siempre tan agradable -Tu amiguita la Regla, no es tan buena como tú te crees.
-¿La Regla?
-Si la Regla, a la que tu llamas la mujer de rojo imbécil, ¿no ves la tele o qué?
-Pues no mucho la verdad, yo soy mas de los documentales de la 2.
-Si bueno, lo que tu digas ¿puedo continuar?
-Adelante, no te cortes
-Supongo que recordarás el incendio que hace un tiempo desoló su preciosa casita...
-Lo recuerdo. Por desgracia lo recuerdo.
-¿Y si te dijera que el incendio fue provocado y que además que no fue provocado por ninguna persona?
-A cuadros me dejas
-¿Y si añadiera que lo que lo provocó tiene exactamente 1,618 tentáculos y 3,141592 globos oculares?
-Pues pensaría que te estás quedando conmigo marica.
-Elemental querido Watson, cómo me conoces pirata jejeje.
-Son muchos años de aguantarte Drenas.
-Si que es verdad, pero si quieres que te cuente la verdad sobre lo que pasó en aquella casa tendrás que hacerme un favorcillo.
-Siempre igual, tú no haces nada por amor al arte.
-Eso no va conmigo detective, lo deberías de saber. Ya me enterado que te has hecho muy amiguito de la becaria, también sabrás que siempre me ha gustado y que muchas noches me acuerdo de ella.
-No lo sabía pero lo imaginaba; añadiré un par de botellas de las tuyas al favorcillo si eso, que es lo mejor para olvidar.
-Muy gracioso. Pues bien, iré al grano. Quiero que me consigas unas braguitas usadas por ella, a poder ser un tanguita de esos de Piolín que se pone y que le deja ese culito tan sexy.
-¿Pero qué dices anormal? ¿Cómo quieres que te consiga eso?
-Venga detective, no te hagas el tonto. Lo tuyo con la becaría lo sabe hasta el papa.
-Joder tío estas enfermo, necesitas ir a un médico.
-Lo que necesito es… bueno, ya sabemos los dos lo que necesito, ¿entonces que me dices? ¿hay trato o no hay trato?
-Bffffffffff, esto es surrealista… venga, todo sea por librarme del talego, hay trato.
-Jeje, te pareces más a mí de lo que crees detectivillo, sabría que la curiosidad acabaría por vencerte. Yo no es que esté enfermo, pero ya sabes que la cárcel es muy fría, que la soledad es muy mala y que estoy falto de motivación últimamente.
-Venga no te enrolles y cuenta lo que sabes antes de que me arrepienta.
-Muy bien, pero antes siéntate que te hará falta. Me ha dicho un pajarito que necesitas información para poder librarte de mi preciada compañía en la jaula.
-Si claro
-Pues no seré yo quien te la de, ya sabes que yo soy muy torpe con el jabón en las duchas y siempre se me resbala; sabiendo lo mal que estoy de la espalda necesitaré a alguien que me ayude a recogerlo jeje.
-Serás cabrón, hijo de ‘c…’ ¿quieres largar de una vez?
-Venga hombre no te enfades que era una broma. Cómo sabrás, tu amiga la Regla tenía una misteriosa afición a recoger vagabundos de la calle.
-Si, es una buena mujer, le gusta ayudar a los más necesitados.
-Si claro, y yo soy María Teresa de Calcuta. Tanto tu amiga cómo su difunto marido pertenecen a una secta, llamada “La aldea del Arce”
-¿Qué me dices?
-Lo que oyes. Cuando me enteré de este hecho, busqué información sobre la secta en cuestión y al loro lo que descubrí, espero que estés sentado.
-Me estas asustando.
-Se trata de una secta destructiva y monoteísta que adora a una deidad llamada Esther (220). Esther pertenecía al pueblo de Ithorea, un pueblo guerrero que existió durante los siglos XIII y XVI AC, era una chica muy mona primogénita del rey Falahj III gobernante de los Ithoreos. Era costumbre de aquella gente que la hija primogénita permaneciera virgen hasta la mayoría de edad,13 años en aquella época, para poder sacrificarla a sus Dioses.

Pero Esther tenía otros planes, era una chica muy liberal que se tiraba todo lo que se movía, desde pastores a pastoras, desde ovejas hasta ovejos, loros, loras, perros, perras, … vamos que no le hacía ascos a nada y cómo suele ocurrir en estos casos, el rey fue el último en enterarse de los vicios de su queridísima. Tal fue el mosqueo que se pilló el pobre hombre que mandó como castigo a 18 soldados imperiales que la violarán hasta la muerte.

Por una extraña razón que no te voy a contar, aquella muerte tan “terrible” convirtió a Esther en una Diosa y cómo venganza a tal “sufrimiento”, Esther les echo una terrible maldición a todos los Ithoreos. Todo varón que naciera a partir de entonces, nacería con el miembro viril vuelto del revés

-¿Metido en el culo?
-Si detective, metido en el culo.
-¿Y qué pasó después?
-¿Tan tonto eres? Pues cómo comprenderás el pueblo se extinguió.
-Joder con la diosa.

-Pues bien, los adoradores de la Diosa Esther creen que para obtener la felicidad eterna deben castigar y humillar a la mayor cantidad de hombres posibles, o para decirlo de una forma que lo entiendas, darles por culo. Solo de esta forma la Diosa Esther les perdonará sus pecados y les cubrirá de gloria. Por si esto fuera poco y cómo tributo a Esther, en estos rituales además se suelen utilizar animales de gran calibre, que a ella le gustaban mucho, para que la humillación sea mayor.

-Me estás insinuando que la mujer de rojo y su marido…
-¿Insinuando? ¿por quién me tomas? ¿por una mujer?
-Y por qué a mí no me...
-No me hagas reír anda, que ya bastante me reí mientras buscaba información sobre la secta -¿Tú estás seguro de que no…? ¿Nunca te has preguntado el por qué del repentino cambio de tu tono de voz?
-No puede ser, me estás tomando el pelo cómo siempre.
-Mira detective, si no quieres no me creas, no voy a discutir contigo. Yo te cuento lo que se, ni más ni menos.

-Bueno ¿y que tiene que ver todo esto con el incendio?

-Probablemente el incendio no fue más que un daño colateral, un simple accidente. En esos rituales se utilizan gran cantidad de velas y adornos religiosos, posiblemente alguna vela se derramó sobre algo inflamable y provocó el incendio. Pero bueno, esto lo supongo yo. Si de verdad te interesa el asunto deberías hablar con la 28días, o igual tienes miedo de conocer la verdad.

-Hablar contigo siempre es una perdida de tiempo, que te den Drenas.
-Ojalá. Tú acuérdate de nuestro trato, lo espero ansioso.


Tras colgar, el detective pensó en lo que le había dicho su subconsciente. Aún faltaba una llamada al teléfono y debía aclarar todo lo que había entrado en su cabeza y descubrir aquellas partes que seguían oscuras en su memoria, ordenarlas y priorizarlas antes de que le llegara nueva información, si no le estallaría. De hecho, le estaba empezando a doler; hacía tiempo que no la usaba tanto. ¿Unas bragas?. Todo se estaba volviendo del revés. Capaz es que aún no me había despertado del último sueño. ¿Un sueño dentro de otro sueño?... cosas más raras le habían pasado... ¿más? Bueno, quizá no. Lo que si que estaba claro es que estaba en problemas. No podía salir a robarle las bragas a una chica que no sabía donde vivía, ahora mismo no tenía forma de ponerse en contacto con nadie de fuera salvo que la gente de fuera se pusiera en contacto y aún así pensarían que estaba hecho un degenerado. ¿Por qué le pasarían a él estas cosas?

Fin de este capítulo. Si eso pues en los comentarios pueden ya eso.

Miquel Fuster. Como ave Fénix.

Muchas veces cuando paseas por la calle, ves a ese mendigo que todos los días se pasa ahí sentado, esperando unas pocas monedas para hacer el día. ¿Es que no es capaz de intentar buscar trabajo, sustento? ¿acaso no tiene ahí dinero suficiente como para estar más o menos bien comido y hacer cola en el paro en lugar de perderlo sentado? ¿por qué duerme ahí tirado en el parque habiendo albergues pagados con el dinero de todos?. Estas y otras preguntas nos hacen pensar que esta gente se ha vuelto muy cómoda, que como la gente caritativa les suelta algo de dinero y tienen para vivir (algunos malvivir, otros no tanto) ya no quieren salir de esa situación. Lo vemos desde nuestra cómoda posición, no vemos los problemas reales que tiene esta gente, y no solo la situación de mendicidad a la que se han visto abocados, sino sobre todo a su situación psicológica: despreciados, apestados, ignorados. Sin embargo, hay gente que lucha y consigue salir de esa situación. Gracias a la mujer trampa (más conocida por Jill) he conocido el caso de Miquel Fuster. Él ha conseguido salir de 15 años de vivir en la calle, usando su talento para poco a poco salir adelante. Su obra delata sus experiencias, la extremada sensibilidad que ha ido consiguiendo con los años; qué hubiera sido de él si se hubiera atendido a su talento hace tiempo, nunca se sabrá. Pero aún así, hemos recuperado una mente brillante y una mano hábil, y sobre todo una persona que estaba perdida. He aquí algunos de sus trabajos, que ha colgado en este blog:











jueves, 17 de julio de 2008

Anuncio musical para vendernos...

... ¿para vendernos la casa de Pablo? es que si no no lo entiendo.



:D

Liando el meollo, llegaron los Dioses.

Este es el previo del capítulo de esta semana del serial de la mujer de rojo. Es un previo porque como experimento se bifurcará en dos (o más) continuaciones. Una es de Drenas, el autor original que ha ayudado con el capítulo. Y será la continuación oficial. Luego veremos otras versiones (lo que pudo ser y no fue). En fin, que si quieren repasar el pasado...: Investigando el incendio de la casa de la mujer de rojo, carta desde la carcel de un detective desesperado, ¡A por la fotógrafa misteriosa!, Amigos, enemigos, confidentes, aliados..., Y el loro puso las cosas en su sitio, Dilema sobre el secuestrador enmascarado, La venganza de la becaria y Detectivator II: el juicio final (primer round), Sueños calientes, sábanas ardientes y La mujer de rojo, el subconsciente y las vueltas que da la vida e Investigando entre la chamusquina y La guarida de la mujer de rojo.

El detective salió de su celda para ir al teléfono. Al pasar por delante de la celda de Drenas, este lo saludó con una sonrisa que solo se podía describir como irónica, como si supiera lo que estaba pensando en aquel momento y se mofara de él. Al llegar al teléfono los guardias lo dejaron aparentemente solo, quizá porque solo había un sitio por donde escapar y es donde ellos lo estaban esperando. Cogió el auricular y se lo puso en la oreja.

-¿Hola?
-Hola detective- dijo una voz distorsionada e irreconocible -ya ves que aún hay alguien que se acuerda de ti.
-No sé quien eres, pero algo querrás de mi para haberme llamado
-¿Ya te pones a la defensiva antes de empezar a hablar?. Ocultas muchas cosas, algunas que quizá no recuerdes y otras que quizá no quieras contar.
-Bien, ¿qué quieres de mi?
-Información por supuesto
-¿Y qué obtengo a cambio?
-Por lo pronto tiempo, y luego quizá libertad
-Sabes que quizá no pueda ayudarte, y sin embargo me llamas. Estarás desesperado si recuerres a esto. Sabes que este teléfono está pinchado, que esto será grabado y que la información es un bien muy deseado y que mueve mucho dinero. ¿Por qué lo haces así?
-Porque lo que vamos a hablar es igual de valioso para todos y da igual que lo sepa todo el mundo. A estas alturas, no vas a contar nada que no se sepa. Y te acuerdas de algo valioso, por ahora da igual; no te matarán, aunque no lo sepas tienes apoyos importantes fuera.
-Anonadado me dejas. Empiezo yo: ¿quien eres?
-Soy nadie.
-Ajá, entiendo. ¿Acaso me ves cara de cíclope? ¿te parezco Polifemo? pero bueno, te seguiré el juego. ¿Cómo prefieres que te llame, Odiseo o Ulises?
-Dejémoslo en Penélope, que te espera tejiendo y destejiendo el lienzo e inventando mil ardides dando largas a sus pretendientes.
-¿Insinuas que Ulises soy yo?
-¿No fue tuya la idea del cabayo de Troya? ¿No estás pasando mil penalidades por culpa de tus trabajos? ¿Acaso los dioses no te están castigando por atreverte a despreciarlos y no darles tributos y hacer holocaustos para agasajarlos y rendirles homenaje?

Ante esas palabras, un recuerdo, un flash iluminó algunos recodos de su mente. Ahora recordaba cómo había logrado infiltrarse en cierta organización para conseguir pruebas para incriminar al Don. Y ahora veía claro todo el plan de acoso y derribo al que se veía sometido. Los paralelismos con la odisea no acababan ahí, su matrimonio, la felicidad con su mujer... ¡nada había sido casualidad!. La que antes le parecía la persona de su vida, a la que había amado con todo su corazón y a la que había sido fiel... pese a todo, ahora se le antojaba la ninfa Calipso, la que lo había encerrado en su isla de ensueño y lo había alejado de lo que en el fondo sabía que era lo que más quería.

-Oye, esto no me cuadra. ¿Me quieres decir entonces quién es telémaco?
-...ya tu lo sabes...
-¿?... bueno, dejémonos de historias y volvamos al caso. Con tus palabras he recordado algo sobre la operación caballo de Troya, pero necesito recordar más. Aún no tengo claro nada, ni tus intenciones, ni cómo lograrás sacarme de aquí, ni nada. Necesito saber qué buscaba exáctamente para irritar a Poseidón el tempestuoso, para hacerle batir sus alas y provocar las tormentas que hicieron encayar mis negros barcos en la afilada costa.
-Tiempo al tiempo. Y déjate ya de imitar a Homero, que tú no tienes nivel literario para eso. Mis intenciones son salvarte el pellejo para luego poder saldar cuentas. Si todo sale bien, te sacará tu amigo el juez, pero todo está en el aire. Es muy difícil tener claro qué va a pasar.
-¿Acaso no lo sabes?
-No tengo todos los datos, hay cosas que solo sabes tú. O deberías. Y sin esos datos estamos perdidos.
-Sé que logré colarme, sé qué iba a buscar. Creo que conseguí la información, pero ahora solo tengo vagos recuerdos. No sé si hice alguna copia o solo lo tengo en mi cabeza. Necesito más tiempo para recordar.
-Que no recuerdes nada te salva la vida. Por ahora confían en tu falta de memoria, pero solo es cuestión de tiempo. Si no hubiese sido así ya te habrían matado, aunque lo han intentado un par de veces. Por ahora solo quieren meterte en el manicomio, una forma rápida y sin levantar sospechas de deshacerse de ti. Saben que en la cárcel aún puedes serles muy molesto y tu asesinato levantaría demasiado polvo. Ah, y no olvides que si el loro es Poseidón debe de haber algún Zeus por ahí. Y un Apolo.
-Si, y Dionisio también ronda por ahí, con la botella en la mano metido en una de estas celdas.
-No te mofes de Drenas. Aún puede sernos útil; de hecho, te recomendaría que miraras bajo tu camastro cuando vuelvas a tu celda. Encontrarás algo con lo que comunicarte con él. Según parece, ha sido contratado por Troglo para ciertos menesteres, y creo que hará de enlace contigo. Nuestro Apolo también puede ser un buen aliado, en tanto en cuanto sería capaz de enfrentarse al mismísimo Poseidon llegado el momento. Dependiendo de cómo lo armemos podría tener éxito.
-¿Quieres decir...? Apolo, hijo de Zeus. Poseidón Hermano de Zeus... ¿insinúas que Troglo es una especie de agente doble y que por eso se está interesando en mi para obtener información para derrocar al Don?
-Vaya, te va costando cada vez menos. Se nota que la ausencia del alcohol en la sangre te está sentando de maravilla.
-Si, pero sustituir al Don por otro Don peor no me hace tampoco demasiada gracia. ¿Y quién es ese que está por encima del resto de los dioses?
-Si te lo dijera tendría que matarte.
-¿Y qué me dices de Atenea?
-Cuentas con el favor de Atenea ¿qué más quieres saber?
-¿Por qué no me creo que tu seas Penélope? ¿quién eres tú en realidad?
-De acuerdo, pero tras esto no te dejaré hacer más preguntas. Digamos que soy otro agente de Troglo, aunque me deberías llamar Hera.
-¿Esposa de Zeus? tampoco termino de creérmelo...
-Ahora da igual. Solo necesito que me digas otra cosa. ¿Alguna vez conociste a la hermana gemela de tu esposa?
-Sólo como la mujer de negro. Me sorprendió que tuviera una hermana.
-Pues no deberías. Es parte de tu pasado.
-¿que es parte de mi..? ¡ha colgado!

De vuelta a su celda, iba rumiando todo lo que había escuchado. Echó una mirada a la celda de Drenas y volvió a ver esa sonrisa que tanto detestaba en su cara. No entendía como podía saber las cosas antes que él, siempre parecía saberlo todo. Quizá por eso siempre recurría a él cuando necesitaba información. Al llegar a su celda y tras esperar unos momentos prudenciales a que se alejaran los guardias para no llamar la atención, se puso a tantear bajo el camastro, y allí estaba. No era un móvil, pero si estaba en la carcasa de un móvil. Parecía más bien un intercomunicador casero. Lo encendió y se puso a la escucha.


Otro capítulo más, aunque esta vez se trata de la primera parte y tendrá la continuación de Drenas mañana y la mía pasado, y si alguien se anima de aquí a allá, pues así sucesivamente. Si se presentan muchas, se votará la mejor, y se llevará un premio.

miércoles, 16 de julio de 2008

Botín hablando inglés (por petición popular)

Pues eso, aquí les traemos a Botín, una de las personas más poderosas e influyentes de este país, dando un discurso en la lengua de Shakespeare. Bueno, no la versión original, sino una que se han currao por ahí :D



Pues eso. Iba a titularlo Botín para lechones™, pero entonces ya cantaba mucho. Bye. Adios. Bye bye adios adios.

martes, 15 de julio de 2008

Cosas curiosas que te encuentras por la calle

Pues empezando la serie de cosas curiosas que te encuentras por la calle, nada mejor que hacerlo de una manera hermosa, elegante y distinguida:



Si es que las constructoras y las inmobiliarias están por los suelos... con estos nombres no me extraña.


Un autobús que funciona con jugadores de baloncesto (¿como los hamsters, como los picapiedra?).


Una tasca con un nombre muy apropiado.


Veamos en detalle por qué se llama de esa manera:

lunes, 14 de julio de 2008

Divertido, insólito, eBay (y VIII)

Un nuevo capítulo más de "vaya chorradas que le cuelan a la gente".

Viento enlatado: Si señores, aire enlatado. Eso si, más de un bote, que si no, no se puede aprovechar bien, que abres un poquito y ya se te escapa (o al menos eso parece por la foto, igual nos engañan).




Semáforo de New York: Un auténtico y genuino semáforo de la ciudad de la gran manzana ¡con certificación de autenticidad y todo! (o no).




Una auténtica y genuina botella añeja de ron cacique: Si es que ya no solo vale con que el ron sea añejo; si la botella en si misma también es añeja todo gana muchos enteros...




Feromonas!: Si, eso que hace que los hombres cuando huelen una hembra se vuelvan locos. Eso que hace que se arrastren suplicando ante sus pies. Eso que les pone a un hombre en bandeja. Eso si, siendo muy bien pensados la forma menos repugnante de obtenerlas es por el sudor... y si ya echarse sudor de otras personas encima es asqueroso, mejor no pensar mal por si acaso.



Y para terminar, otra de feromonas... ¡una botella de agua amediada que ha sido bebida por David Beckamp!: Pues más o menos lo mismo de antes pero al revés y sabiendo (supuestamente) de quién son esas babas.




Pues ná, si les ha gustado visiten los capítulos anteriores: 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7.

sábado, 12 de julio de 2008

Los sentimientos de Sofía

La pequeña historia de Sofía.

Sofía se echó en su cama, como solía hacer cuando necesitaba pensar. No entendía por qué él se comportaba de esa manera, de cualquier cosa sacaba una historia, todo era un drama para él. Se sentía confundida, cansada e incluso a veces amenazada; no comprendía como una persona que a la que supuestamente gustaba tanto se transformaba de repente en un tío egocéntrico y receloso. ¿Por qué dramatizar tanto si ambos sabían qué papel jugaba cada uno? ¿por qué si eran amigos surgían de repente esos malos rollos?. En fin, hay que mirar hacia delante y pasar de todo , se decía a si misma, no tengo necesidad de esto, dejaré de seguirle el juego para que no sea pesado. Aun deseando terminar con el asunto, parecía que todo iba a peor, tenía que ser tajante. Iba a dejar de hablar con él. Eso haría. Pese a que en su mente había decidido dejarlo atrás, sin embargo en su corazón seguía habiendo un regusto agridulce, pues pese a todo lo que estaba viendole últimamente estaba intimamente convencida de que él en realidad no era así. Pero por otra parte, estaba claro que se comportaba como un imbécil, no comprendía lo que le pasaba, ni que le estuviera tocando las narices; ya le había dicho más de dos veces que no quería verlo de ese modo, pero parecía no querer entender. Si él no se esforzaba en eso, ella tampoco pensaba hacer nada; bastantes problemas tenía ya con sus cosas. Sofía se levantó de su cama sin demasiadas ganas y salió caminando de su cuarto mientras pensaba que solo le daría una última oportunidad.

viernes, 11 de julio de 2008

The incredible machine, el juego de fabricar máquinas de Rube Goldberg

Allá por 1992, la compañía familiar creada por Ken y Roberta Williams (pionera en la creación de aventuras para ordenadores, y creadora de algunas de las sagas de aventuras más míticas de la historia de los PCs), otrora Sierra On-Line (si, on-line en los años 80) y ahora parte del conglomerado Activision-Vivendi, formando uno de los mayores grupos editores de videojuegos del planeta, tuvo una genial idea para crear un juego que en su época rompió moldes. No vamos a quitarle méritos, en realidad fue Dynamix la encargada del juego, pero eso fue tras su adquisición por Sierra, puesto que estaba en bancarrota, y tras lo cual consiguieron remontar el vuelo y sacar algunos títulos de éxito.

Eran el principio de los 90, la creatividad de los años 80 junto con nuevas máquinas más potentes disparó la imaginación de los diseñadores, que por fin pudieron llevar algunas ideas más arriesgadas a cabo. Era la edad dorada de muchos géneros: la simulación, la aventura, el rol y los juegos de puzzles vivían una época donde surgieron grandes joyas que aún perviven en nuestra memoria colectiva. Uno de esos juegos fue The incredible machine. El juego consistía en crear máquinas de Rube Goldberg para resolver problemas de lógica. En cada escenario, teníamos una serie de piezas y un objetivo, y con los materiales que nos brindaban debíamos conseguir lo que nos proponían: llevar una bola hasta una canasta, activar un interruptor, romper todos los globos, etc. Aquí tenemos un vídeo con los 43 primeros niveles:



Su originalidad, su realismo (una física muy cuidada, algo bastante novedoso en aquella época, donde lo más realista en cuestiones de física eran las simulaciones aeronáuticas, y en cuanto a lo más mundano, los juegos de billar y los pinballs) y su mecánica consiguieron hacerlo bastante popular, aún siendo de un género bastante minoritario. El uso de todo tipo de objetos como interruptores, cintas de transporte, tijeras, bolas, poleas, etc. se convertía en intuitivo, pues su comportamiento se ajustaba fielmente a la realidad, dejando volar la imaginación del usuario que tenía que enfrentarse a complejos problemas para poder solucionar los retos en forma de puzzles que era cada escenario. Se sucedieron los discos de escenarios y las secuelas, la última de las cuales salió a principios de esta década.

jueves, 10 de julio de 2008

Suicida alcohólico ahorcado se graba pa un spot.

Este título incoherente nos sirve para atraer visitas de gente rara presentar una curiosa campaña publicitaria de Jeinequen, copia china de la cerveza conocida por todo el mundo.



Espero que les haya gustado, y que la próxima vez que se vayan a suicidar trabando la corbata en el ventilador o atando las ligas de varios zapatos al gatillo de una pistola y fabricando una máquina de Rube Goldberg para pegarse un tiro o alguna tontería similar piensen un poco en su vida y la tiren por la borda emborrachándose como cerdos, que es algo mucho más tolerado socialmente.

Visto en Ateneu popular.

miércoles, 9 de julio de 2008

Curiosos vídeos musicales (y XIII)

Björk - Pagan poetry



Keane - Cristal Ball




Tarja Turunen - I walk alone




The police - Invisible sun




Moby - Disco lies



Ver anteriores: I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, XI, XII.

¡Soy becaria blog de la semana!

Empecé la semana pensando que iba a ser la semana de Mamen (que es una diosa) o de Perse (que no olvidemos que es otra diosa, esta vez la del inframundo) o la de Jill (que no la conozco tanto, pero seguro que también), pero luego me lo pensé mejor y creí que iba a ser la de Esther (que ya subió al olimpo de los diesel, como los citroën). Luego Esther envió el culo a Drenas para la inniciativa La blogosfera enseña el culo (¡segunda edición! quien quiera apuntarse que se ponga en contacto con Drenas... o mejor, que ponga en contacto a su culo con Drenas :D), con lo que pensé: oye, pues va a ser que esta es la semana de Drenas. Pero no señores y señoras, esta es la semana de nuestra amiga la Becaria. Y como es su semana, vamos a hacerle una minifiesta.



Eso si, muy bien amenizada por el Technopollo, la nueva sensación del verano:



¿Y por qué dirán ustedes? pues...

porque es una chica excelente
porque es una chica excelente
porque es una chica excelenteeeeee
y siempre lo será

porque alguien con un armario orgásmico es lo que tiene, que es muy difícil de superar :D. Porque es una chica tan guapa, tan atractiva, con don de gentes, simpática, divertida, inteligente, trabajadora, etc etc... es que cualquier calificativo se queda corto. Jo, ya no sé que más decirte para hacerte la...


martes, 8 de julio de 2008

Esther, la Diosa de la camisa de la suerte

Pues si, hemos elevado a Esther a la categoría de Diosa, y le hemos erigido un monumento a su Diosisidad como Dios manda:



Yo es que diría más cosas, pero es que no tengo palabras...

lunes, 7 de julio de 2008

Más fotos de flores.

Fotos de flores, que hacía tiempo que no ponía...











Jeje, si alguien quiere aportar sus fotos de flores...
 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Top Blogs España